Trigo y cebada: manchas in situ

Lucrecia Couretot brinda un panorama sanitario para ambos cultivos y llama a estar atentos a las manchas foliares, tanto en trigo como en cebada.

Por
El trigo y la cebada están llamados al protagonismo.

El trigo y la cebada están llamados al protagonismo.

13deJuliode2016a las10:56

El trigo y la cebada están llamados al protagonismo. También las enfermedades que suelen acompañarlos. Por eso, pensando en que la única noticia la provean los excelentes rindes de la campaña, Lucrecia Couretot se apresta al trabajo de investigación y difusión con su equipo de INTA Pergamino.

“Lo que ahora estamos viendo, con estas últimas lluvias que justo se dieron en el arranque, en la siembra, es que con los suelos fríos y húmedos ha sido muy importante el tratamiento de semillas para protegerlas desde el arranque”. Y es que hay muchos hongos presentes en la semilla  que pueden transmitir enfermedades foliares o pueden producir alguna pérdida de planta. Tanto la semilla infectada puede transmitir alguna mancha foliar, como también los muchos hongos o patógenos presentes en el suelo pueden estar infectando esa semilla.

¿Por qué la semilla es el foco?

“En condiciones de frío y humedad excesivos, esa semilla va a estar más tiempo tratando de emerger y tiene  mayor susceptibilidad al ataque de patógenos”, explica Lucrecia. “Hay una idea generalizada de que en la soja se hacen más pruebas porque habría más problemas de emergencia. Es un mito porque en trigo también existen esos problemas”, advierte la investigadora.

“Hay una idea de que no hay problemas de implantación pero el problema lo tenemos y muchas veces tiene que ver con la calidad de la semilla que estamos sembrando. Para esta campaña eso ha sido muy importante”. Estamos viendo ahora, que es mucho mejor haber tratado la semilla. Porque siempre un buen cultivo empieza con una buena semilla, una buena implantación”, resume.

Atentos con las Manchas foliares

Los pronósticos anuncian un año más “normal” en cuanto a precipitaciones, apenas por encima de la media. “Eso nos plantea que vamos a tener que estar atentos, en un principio, a las manchas foliares, tanto en trigo como en cebada. Principalmente en cebada porque los controles se hacen más temprano, estamos sembrando muchas variedades susceptibles. Y en trigo, evaluar los perfiles sanitarios que se recomiendan”.

Las manchas foliares más importantes son “Mancha Escaldadura” en cebada, más hacia el sur, ya que precisa climas más fríos; le sigue “Mancha en Red” que es la más importante en cebada y en trigo más hacia el sur, hacia la zona de Balcarce, luego “Septoria” y “Mancha Amarilla”, ya más hacia la región centro.

Recomendaciones

“Estar en los monitoreos, tener en cuenta que cuando el cultivo empieza a encañar, esas manchas empiezan a quedar más abajo pero aunque no las veamos, no nos tenemos que confiar, porque esas es la fuente de inóculos, para que cuando haya lluvias frecuentes, por salpicado o por el viento pase a las hojas superiores”, refiere Couretot.

Dependiendo de las condiciones ambientales y de cómo vengan sus cultivos, la investigadora recomienda realizar controles con fungicidas- mezclas de triazoles y estrobirulinas- siempre utilizando los productos en mezclas. “No hay que usar los principios activos solos por un tema de cuidar que no tengamos problemas de resistencia de algunos patógenos a fungicidas. Hay que combinar distintos mecanismos de acción”, insiste.

También la Roya…

En trigo también hay que estar muy atentos a cómo viene el tema de la Roya. Las Manchas que están in situ son patógenos necrotróficos, que permanecen en el rastrojo o en la semilla y nuestro lote es el principal foco de infección, mientras que las Royas son esporas más livianas y ese inoculo viene por el aire. “Siempre vamos a esperar que vengan de Uruguay, de Entre Ríos, de Reconquista- advierte Lucrecia- Siempre tenemos que estar atentos a lo que está pasando más arriba para monitorearlas”.

En cuanto a su progresión, las Royas a diferencia de las Manchas tienen un desarrollo mucho más explosivo, “requieren de intervenciones más tempranas porque una vez que se instalan y hay condiciones ambientales predisponentes como el mojado foliar, la humedad, lluvias no tan abundantes necesariamente, tienen un progreso explosivo”.

In situ

“Es necesario siempre estar atentos a eso, combinando el monitoreo de Manchas junto con el de Roya”, recomienda Couretot. Ya tenemos que estar mirando a las Manchas especialmente. “Porque venimos con lotes de alta presión de inóculos, porque como no hay buenas rotaciones con maíz, con sorgo, que corten (venimos repitiendo trigo/ soja) ese rastrojo de trigo infectado de campañas anteriores, si está en el lote, es potencialmente contagioso y va a generar manchas después. Es como un niño en casa que contagia a los otros”, concluye gráficamente la especialista.

¿Qué recomienda Adama?

Desde Adama Argentina, el Responsable de zona oeste y sudeste de Buenos Aires y La Pampa, Martín Riela, recomienda “agudizar monitoreos a inicio de elongación de tallos, especialmente en variedades susceptibles, tomar como umbral para la aplicación de CUSTODIA en TRIGO, con 30% de incidencia para manchas y 5% de incidencia para royas, o ante la falta de síntomas. Cuando llegamos a hoja bandera del cultivo, aplicar CUSTODIA en ese momento de forma preventiva.

La dosis recomendada es: Custodia (Azoxistrobin + Tebuconazole) en TRIGO 700 cc/ha + 500 cc/ha coadyuvante Adama.

Temas en esta nota

Seguí leyendo