Avances recientes en cría y recría vacuna

El día Jueves 1°de Septiembre en la Jornada sobre Cría y Recría Vacuna se analizarán diversos aspectos que hacen a la actividad.

Por
Jornadas de capacitación 2016.

Jornadas de capacitación 2016.

02deAgostode2016a las08:47

El día Jueves 1°de Septiembre en la Jornada sobre Cría y Recría Vacuna se analizarán diversos aspectos que hacen a la actividad. Así es que se incluyen algunos  factores  que afectan el desarrollo de la actividad.

En tal sentido el Ingeniero Juan Elizalde señaló: “Los indicadores actuales en materia de Recría indican que no más del 50%- 60% de los animales destinados a carne son sometidos a algún proceso de recria. El 40%, restante se encierra en los feedlots de engorde de animales livianos y se les practica un proceso de engorde muy corta en el tiempo. Por otra parte  si consideramos que el proceso de Recría es crítico (dado que no todo los terneros se pueden destinar para tal fin), habría que los sistemas de recría que poseen aquellos que tienen la posibilidad de recriarlo. Estos sistemas  son aquellos que cuentan con una gran capacidad de producción de alimentos menos concentrados tales como silajes o  pasturas. Estos productores son los que pueden tomar el ternero sea propio o comprados y llevarlo a peso de recría de 300, 350 kilos que coincide con un ciclo de recría anual . Esto permite a su vez escapar de ese exceso de oferta de animales livianos lo cual ocurre en el 40 o 50% que empieza a darse a partir de Agosto hasta Noviembre-Diciembre, enfatizó Elizalde”.

Asimismo destacó que “el poder recriar una cantidad importante de terneros, permitiría tener un novillo mucho más pesado y a la larga con condiciones de levantar el peso de faena. Este contexto, sin embargo, no es tan sencillo y fácil como pareciera ya que, como se comentó el 40 a 50% no se recría dado que van directamente a engorde. El 60% restante se recría en condiciones variables de alimentación dependiendo de la zona y dé cada empresa. En general los condiciones en que se realiza son distintas de las aconsejables. Si la cría se manejase con eficiencia quedaría una mayor cantidad de forraje disponible para mayor disponibilidad de alimento para recría.. Pero es difícil que esto suceda en forma generalizada. Es bastante dificil que se pueda realizar una recría en un campo de cría donde se desteta el 60% de las vacas y en donde una gran cantidad de vacas de vacas se venden como conservas, porque el mismo criador no la puede cambiar de categoría. Por lo tanto, es previsible que dadas estas restricciones, el valor del animal recriado vaya aumentado en términos relativos y así el proceso puede económicamente conveniente sobre todo cuando está integrado al ciclo completo o al proceso de engorde, sintetizó Elizalde”. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo