Lluvias, factor condicionante para la hacienda en julio

Las precipitaciones que se registraron en una amplia zona de producción a lo largo de la primera semana del mes, complicaron el normal arribo de hacienda a los mercados.

Por |
Lluvias complicaron el normal arribo de hacienda durante julio.

Lluvias complicaron el normal arribo de hacienda durante julio.

05deAgostode2016a las15:31

Ingresos limitados en el comienzo del mes para los mercados de hacienda, como consecuencia del muy mal estado de los distintos caminos rurales. Los ofrecimientos en uno y otro mercado no encontraron el volumen que la demanda necesitaba para satisfacer sus habituales compromisos de faena. Ante este escenario la demanda salió a competir para dejar utilidades en la mayoría de las categorías y clasificaciones, ganancias que oscilaron en el orden de los 20 a los 40 ctvo. y en casos puntuales hasta los 50 ctvo. el kilo.

La semana comprendida entre el 11 y 15 de julio fue de mayor ingreso en el mes, además Liniers recibió  el martes 12 el segundo ofrecimiento más importante del 2016, 12.819 vacunos.

Además de la buena oferta, también destacamos la firmeza a la hora de vender vacas este mercado, el interés de la industria frigorífica por este tipo de animales dejó un saldo positivo con utilidades si comparamos estas ruedas con la pasada semana. 

También la plaza Rosarina encontró buen volumen como consecuencia de lo aportado por el remate especial “Consumo 5 Estrellas”

Las 660 cabezas de una nueva jornada especial le permitió al mercado reunir en 5 jornadas 1.611 vacunos. En base a un clima firme se desarrollo la actividad en todas las ruedas de negocios. 

En la segunda quincena de julio, únicamente los animales de mejor clase consiguieron sostener sus valores corrientes, en tanto que las demás categorías, principalmente las que carecían de terminación, se vendieron de manera selectiva y con una evidente caída de sus valores.

La principal particularidad de la última semana de julio, fue  lo limitado de los arribos, nuevamente por el muy mal estado de los caminos. Las precipitaciones del arranque de semana dejaron ingresos muy pobres en las cinco etapas de negocios.

Esto derivo en un ambiente de mejores precios en aquellos lotes de mejor clase y reconocida procedencia. Solamente las vaca se subastaron de manera ágil y con números positivos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo