El 43% de la torta de la soja se la lleva el Estado

En base a un análisis realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario, del valor de exportación de una hectárea de soja de primera el productor apenas recibe un 18%.

Por
Elaborado en base a datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Elaborado en base a datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

08deAgostode2016a las11:57

Haciendo soja de primera en campo propio la torta se reparte así: 43% el Estado, 39% a los costos de implantación y el 18% restante le queda al productorLa cuenta surge de un analisis realizado por Julio Calzada y Sofia Corina de la Bolsa de Comercio de Rosario.

De acuerdo al análisis, el valor de exportación que generaría una hectárea de soja de primera estimado en 1.394 U$S/ha se repartiría de la siguiente forma:

  • El 30% los percibiría el Estado Nacional en concepto de derechos de exportación
  • El 13% se asignarían a pagar el resto de los impuestos
  • El 39% de esa torta se asignaría a pagar insumos, labores, gastos de cosecha y de comercialización de la explotación
  • Al productor le quedaría neto -después de pagar todos sus impuestos-, el 18% de esa torta

En concreto, partiendo de un valor de exportación de US$ 1394 por hectarea, al productor le quedarían unos 255 U$S/ha, lo que sería su margen neto. "Las cifras lucen algo desproporcionadas para el hombre de campo que corre con todos los riesgos del negocio. Suena a poco", comentaron desde la BCR.

¿Cómo se repartiría el valor de exportación de una hectárea de soja?

Por otro lado, de la torta de 1.394 U$S/ha, cerca de 602 U$S se los apropian los distintos Gobiernos a través de los siguientes impuestos:

  • Derechos de exportación
  • Impuesto a las ganancias
  • Impuesto a la ganancia mínima presunta
  • Impuesto a los bienes personales
  • Impuesto a los débitos y créditos bancarios
  • Tasa vial o de mejora de caminos
  • Impuesto de sellos
  • Impuesto inmobiliario provincial

"La presión tributaria en soja de primera sigue siendo alta, teniendo en cuenta que es único cultivo que se realiza en ese campo a lo largo del año.", advierten.

Números "muy finitos"

Para llegar a estos números, desde la Bolsa de Rosario analizaron los márgenes brutos y netos de un productor que decidiría hacer soja de primera en la zona núcleo GEA-BCR en el sur de la provincia de Santa Fe, que siembra 200 hectáreas propias. Mientras que también se analizó el margen bruto para aquel que arrienda pagando 16 qq/ha de soja.

En campo propio, el productor percibiría un margen bruto de 439 U$S por hectárea, luego de pagar insumos, labores, gastos de cosecha, fletes y otros gastos de comercialización. Pero si ese hombre de campo tuviera que alquilar pagando 16 quintales de soja por hectárea, el margen bruto es prácticamente nulo: ascendería a 5 U$S por ha.

"Esto muestra que los números están “muy finitos” para aquel que arrienda en la zona núcleo en soja de primera. Necesariamente se vería obligado a hacer un cultivo de invierno, para luego hacer soja o maíz de segunda. Haciendo solamente soja de primera, prácticamente los números no cierran si hay que alquilar", se desprende del informe de la BCR.

Ver también: ¿Sembrar soja o alquilar departamentos?

Temas en esta nota

Seguí leyendo