Córdoba: las mujeres tomaron la delantera en los reclamos del campo

De manera individual o en grupo, llegaron hasta el Presidente u otros funcionarios para llevar los planteos del sector.

Por |
Quiénes son las mujeres del campo que reclaman en la provincia donde más votos tuvo Macri.

Quiénes son las mujeres del campo que reclaman en la provincia donde más votos tuvo Macri.

18deAgostode2016a las08:48

Las mujeres tomaron la delantera en los reclamos del campo en esta provincia. Con acciones individuales o liderando grupos autoconvocados, en los últimos tiempos llegaron hasta la Casa Rosada con sus planteos, ya sea pidiendo medidas para sectores críticos, como los tambos o la cría de cerdos, o insistiendo en la necesidad de obras y soluciones para las hectáreas anegadas.

Carla Zencich es una pequeña productora de cereales de Cavanagh, en el sudeste cordobés, y por la mañana trabaja en un colegio secundario. Con su colega de Guatimozín, Marisa Jaggli, lograron llegar con su carpeta con documentación y reclamos por las inundaciones y la falta de infraestructura al presidente Mauricio Macri cuando estuvo en Córdoba a comienzos de este mes.

"Venimos trabajando hace dos años, yendo a reuniones, haciendo solicitudes a los gobiernos", dijo a La Nación. "No hubo nada, hasta que la laguna La Blanqueada llegó a un punto crítico. Los hombres no se hacían eco, así que decidimos protestar en la ruta; encima justo murió un muchacho ahogado por querer cruzar la ruta 12 con el auto", agregó.

Las mujeres encabezaron la movilización a fines de julio -a la que se sumaron todos en la zona- y, a los dos días, el gobernador, Juan Schiaretti, decretó la región "zona de desastre". A la semana estuvieron cinco minutos con Macri, que les dijo que conocía la situación y se solidarizaba. Luego fueron recibidas en la Rosada.

Fueron seis mujeres, entre ellas Liliana Broda quien le había escrito al Presidente la frase: "Lejos de las capitales, estamos olvidados por la Nación y por la Provincia de Córdoba. Estamos con el agua al cuello, sin caminos, sin rutas, sin presente y sin futuro. Somos invisibles, luego de haber sido exprimidos y despreciados".

Paola Paravarosco, productora de Las Varillas y administradora de diez grupos, se convirtió en la vocera de un masivo grupo de afectados por los 3 millones de hectáreas anegadas que se extienden en ocho departamentos de la provincia.

"Siempre tuve esta actividad. Nunca dejó de participar; con la 125 en 2008 me pasé dos meses en la ruta, con mis dos hijos en la chata. Conozco la zona y la gente me conoce a mí y me tiene confianza, por eso asumo la voz", indicó.

Reclamos

Córdoba fue la provincia donde más votos cosechó Macri en su camino a la presidencia. En la segunda vuelta se impuso con el 72%, lo que no frena las quejas que le llegan de los productores agropecuarios.

Luciana Bossa, productora porcina de Oncativo y ex candidata a legisladora por Cambiemos, le mandó una carta "inspirada en la profunda tristeza" que le provoca la situación de su granja.

"A mí nadie me contó sobre la realidad y el trabajo del sector, yo misma lo viví de botas de goma; luchando con problemas financieros, con empleados que no fueron leales pero siempre estuvieron en blanco, lidiando con las inclemencias del tiempo, cargando y descargando bolsas de alimento, manejando capones de 110 kilos como si fueran lechones recién nacidos, vacunando como es debido para cuidar a mis animales, atendiendo partos", relata en su texto.

Fue una catarsis sin respuestas concretas, pero Bossa está convencida de que hizo lo que debía para defender su "sueño".

La tambera Romina Mano, de Pozo del Molle, también le escribió al presidente para contarle que su familia debió cerrar su tambo por quiebra y para pedirle una solución a la crisis del sector lechero.

"Basta de tambos cerrados, basta de dejar sin trabajo a muchas personas que hacen posible que esta actividad se lleve a cabo, como el veterinario y las veterinarias, el que vende el alimento balanceado y los productos de limpieza, el taller y el gomero que arreglan esa máquina que se rompió por tanto trabajo duro... basta bastaaaaa", plantea en su texto.

Todas coinciden en que las moviliza el no recibir soluciones, sólo promesas que no se cumplen. Entienden que la participación y el hacerse escuchar es el camino para tratar de encontrar una salida a las crisis que viven.

Temas en esta nota

Seguí leyendo