Proyecciones cambiantes para los márgenes agropecuarios

Los resultados dependerán del clima, de los precios y de las estrategias de venta que decida cada productor. Mirá la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe.

Por |
Planes de siembra están casi definidos de cara a la campaña 2016/17.

Planes de siembra están casi definidos de cara a la campaña 2016/17.

19deAgostode2016a las13:20

A continuación se muestra la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2017 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

El mercado de Chicago se sigue moviendo al compás de los informes del USDA, del estado de los cultivos, y el ritmo de las exportaciones. Las proyecciones de rindes en EE.UU. son elevadas, con lluvias adecuadas, con lo cual los precios muestran bajas que no son más pronunciadas debido al fuerte ritmo de las exportaciones. 

Los precios en el MAT para la nueva cosecha sufrieron fuertes bajas en los últimos dos meses, luego de la importante suba provocada por la caída en la cosecha sudamericana de soja y maíz. En consecuencia, las proyecciones de resultados mostraron cambios hacia la baja.

Estas bajas no han impactado en los planes de siembra en lo que respecta al área de maíz y de soja, ya que el trigo ya está sembrado. Cabe mencionar que el trigo muestra un muy buen desarrollo.

Las bajas de precios a cosecha mencionadas en los últimos dos meses fueron más importantes en maíz, en vista de que la posición abril/17 cayó de 174 a 147 u$s/t (-27 u$s/t). La caída en el precio de la soja para la posición mayo/17 fue de 11 u$s/t en ese lapso, y la del trigo ene/17 fue de 17 u$s/t.

Rindes de indiferencia

El costo total en quintales (o rinde de indiferencia) aumentó de manera significativa en maíz, más que en soja y en trigo. En campo propio, el maíz muestra un rinde de indiferencia de 71 qq/ha (vs. 61 qq/ha hace dos meses). En campo arrendado (para un valor de arriendo de 15 qq/ha de soja) el costo en quintales para el maíz es de 90 qq/ha (vs. 74 qq/ha hace dos meses)

En campo propio el trigo tiene un costo total del orden de 38 qq/ha, la soja de segunda de 17 qq/ha y la soja de primera de 26 qq/ha. En campo arrendado, el trigo tiene un costo total del orden de 47 qq/ha, la soja de segunda de 21 qq/ha y la soja de primera de 35 qq/ha.

El área de trigo aumentó en la zona respecto de la última campaña. También se espera un aumento en el área de maíz del orden de 15 a 20%. El área de soja de primera, en consecuencia, será menor.

El área de maíz a sembrar en fecha tardía se mantendrá a pesar de los problemas de atraso en la cosecha provocados por el exceso de lluvias, la elevada humedad del grano y los consecuentes sobrecostos en la secada, en vista de que los rindes han sido más estables y en algunos casos superiores a los del maíz sembrado en fecha temprana,

Las proyecciones son cambiantes. Aún falta para el inicio de la siembra de soja y de maíz, y mucho más para la cosecha. Los planes de siembra están casi definidos. Los resultados dependerán del clima, de los precios y de las estrategias de venta que decida cada productor.

Temas en esta nota

Seguí leyendo