Bajas para el precio de la carne aviar

El precio de la carne aviar viene cayendo gracias a la sobreoferta promovida por el relajamiento bolivariano.

Por
Bajas para el precio minorista del pollo entero.

Bajas para el precio minorista del pollo entero.

22deAgostode2016a las08:56

El precio minorista del pollo entero –según las mediciones realizadas en la ciudad de Buenos Aires por el regularizado Indec– bajó un 5,8% entre abril y julio de este año.

En los primeros cinco meses de 2016 –según los últimos datos oficiales publicados– se faenaron a nivel nacional 279,7 millones de pollos, una cifra 8,6% inferior a la del mismo período del año pasado, debido fundamentalmente al encarecimiento del valor del maíz (generado por la eliminación del derecho de exportación vigente sobre el cereal).

Sin embargo, la desaceleración de la oferta no fue suficiente para compensar la fuerte caída del 24% registrada por las exportaciones argentinas de carne aviar en el primer semestre de 2016 versus el mismo período del año pasado (54.631 versus 72.165 toneladas según Senasa).

Un tipo de cambio real desfavorable (“atraso cambiario”), sumado a la ausencia de una estrategia comercial –producto del relajamiento generado en la última década por el envío de grandes partidas a Venezuela en el marco del programa “petróleo por alimentos”– provocaron el retroceso de las colocaciones argentinas al tiempo que las brasileñas experimentaron un aumento importante.

Para colmo, la industria cárnica bovina –también por el atraso cambiario, entre otros factores– prefiere volcar la mayor cantidad de carne vacuna al mercado interno. Y esa competencia contribuye a impedir que los frigoríficos aviares puedan ajustar los precios del pollo al ritmo de la inflación general.

Entre abril y julio de este año –según los datos confiables relevados por la actual gestión del Indec luego de la tergiversación sistemática de datos realizada por el régimen kirchnerista– los precios de la canasta láctea subieron 17,8%, los de la canasta farinácea 7,1%, los huevos de gallina 7,8%, los cortes cárnicos bovinos 6,7% y los chacinados 4,5%.

Temas en esta nota

Seguí leyendo