El éxito en el control de plagas comienza con una buena decisión

El control de plagas en granos almacenados requiere información estratégica para ser asertivos en la elección de productos, sin riesgos a caer en consecuencias económicas ni mecanismos de control ineficientes.

Por
El éxito en el control de plagas comienza con una buena decisión.

El éxito en el control de plagas comienza con una buena decisión.

29deAgostode2016a las08:46

El control de plagas en granos almacenados requiere información estratégica para ser asertivos en la elección de productos, sin riesgos a caer en consecuencias económicas ni mecanismos de control ineficientes. En primer lugar, es necesario conocer los principios activos registrados en SENASA (Organismo responsable de garantizar y certificar la sanidad y calidad de la producción agropecuaria, pesquera y forestal) y por otra parte estar informados respecto de cada principio activo como actúa y cuál es su uso más conveniente.

La Ley 27262, recientemente sancionada, prohíbe los tratamientos con fitosanitarios durante la carga y transporte de granos. Esta norma, que ya tenía antecedentes de regulaciones similares en Córdoba y Santa fe, promueve las buenas prácticas preventivas, con productos que, además de ser económicamente más rentables, permiten mantener los granos sin deterioros en su calidad de tratamiento por largos períodos. En el caso de tener que recurrir a tratamientos curativos, se deberán realizar en la misma instalación dejando transcurrir los tiempos de carencia que indican los marbetes antes de cargar la mercadería.

Entre los productos más usados registrados en SENASA se destacan cuatro principios activos preventivos y dos curativos. Dentro de los preventivos hay dos organofosforados: Clorpirifos metil y Pirimifos metil y dos piretroides: Deltametrina y Lambdacialotrina. Un preventivo de muy corta duración Diclorvos (DDVP) y los curativos fumigantes a base de fosfina (Fosfuro de Hidrogeno) y (fosfuro de magnesio).

Análisis de los principios activos:

  • Clorpirifos-metil, Clasificación  Química: organofosforado; Uso: Insecticida; Acción: contacto, ingestión; Tensión de vapor 5,6 mP a 20°C.
  • Pirimifos metil, Clasificación Química: organofosforado; Uso: Insecticida, gogojicida y acaricida; Acción: contacto, ingestión e inhalación sobre larvas, pupas y adultos; Tensión de vapor 13 mP a 20°C.
  • Deltametrina, Clasificación Química: Piretroide + benzodioxol; Acción: Contacto e ingestión; Tensión de vapor: 0,002 mP (mili Pascales a 20°C. Este principio activo para la utilización en granos almacenado viene siempre formulado con Butóxido de Piperonilo el cual es un sinergizante, como antes se menciona  Deltametrina es una molécula con muy baja tensión de vapor por lo cual es  muy estable, con el efecto de esta sinergia mejora su performance con respecto al control de sitophilus.
  • Lambdacialotrina ME, Clasificación Química: Piretroide; Acción: Contacto, ingestión e inhalación; Tensión de vapor:   0,2 mP. Por ser micro encapsulada aumente su poder residual.
  • DDVP o Diclorvos, Clasificación Química: Organofosforado; Acción: contacto, ingestión e inhalación (Acción Curativa); Tensión de vapor: 1.600 mP a 20°C ( en las primeras 8 horas de su aplicación, degrada el 50% del principio activo).
  • Fosfina, Clasificación Química: inorgánico; Acción: inhalación (A. curativa); Liberación de gas Fosfuro de hidrógeno, gas de alta volatilidad.

Del análisis anterior se desprende que tanto, Diclorvos y Fosfina, comúnmente llamados “de volteo” (por su rápida acción), son plaguicidas curativos que no se pueden utilizar en un tratamiento preventivo ya que el principio activo degradará rápidamente y no podrá prevenir una infestación a los pocos días de aplicado.

En el caso de Diclorvos utilizado en altas dosis puede tener una protección de hasta 30 días después del tratamiento pero también se debe saber que durante las primeras 8 horas de su aplicación degrada el 50%, normalmente es un producto usado en la carga para detener una infestación .

Cuando son adultas, las plagas depositan los huevos sobre los restos de polvos. En estos casos,  si las instalaciones se tratan con productos preventivos el control será efectivo y cuando estos huevos eclosionen las larvas al pasar por estos polvos que contengan principios activos, perecerán inmediatamente sobre todo si el producto seleccionado es larvicida.

Se recomienda usar los productos preventivos en mezclas, tanto en vena de grano como en tratamiento de instalaciones. Por ejemplo un organofosforado con un piretroide, con el organofosforado controlaremos por largos períodos casi todas las plagas excepto el Taladrillo (Rhyzopertha dominica) insecto que presenta resistencia a los organofosforados por lo que es imprescindible mezclar un piretroide en bajas dosis para controlar esta plaga de infestación primaria que produce grandes daños, sobre todo si actúa por varios meses en el granel.

Hay un viejo mito en el almacenamiento de granos que dice ser recomendable junto a un preventivo hay que agregar DDVP para obtener volteo, esta es una práctica errónea, cualquiera de los preventivos organofosforados y sobre todo primifos metil por su tensión de vapor, hace que en 48 horas no quede plaga con vida.

Por otra parte, en tratamientos que se realizan en las instalaciones vacías es importante utilizar productos que controlen no solo adultos como algunos piretroides, hay que utilizar productos que controlen también larvas y pupas, recordar que una larva muerta no llega al estadio de adulto y un adulto pone entre 80 y 600 huevos dependiendo de la especie y esta sencillamente es la forma de lograr un control exitoso en las instalaciones , es decir interrumpiendo el ciclo de las plagas evitando la reproducción de los mismos.  

Se debe estudiar cada problemática de plagas para determinar que producto utilizar. Lo primero que debemos tener en cuenta es que se encuentre registrado en SENASA para tal fin, en la actualidad tenemos serios problemas con nuestras exportaciones de granos y subproductos porque los compradores detectan residuos de pesticidas no registrados para el control de plagas en granos almacenados.

Los productos no son todos iguales y que por más que sean productos de calidad y con serios respaldos, cada uno debe ser utilizado de acuerdo a la situación que lo amerita, de esta manera haremos tratamientos eficientes sin contaminar los cereales que a futuro serán transformado en nuestros alimentos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo