La crisis lechera le pegó a Sancor: perdió $ 2.421 millones en 12 meses

La baja de los precios internacionales y la caída en las exportaciones agravaron los números de la cooperativa. Con la venta de la línea de frescos y una reestructuración, busca revertir el cuadro.

Por
El balance consolidado 2015/16 es el cuarto consecutivo en el cual la cooperativa láctea pierde dinero.

El balance consolidado 2015/16 es el cuarto consecutivo en el cual la cooperativa láctea pierde dinero.

19deSeptiembrede2016a las11:08

La empresa láctea Sancor tuvo durante el ejercicio pasado un año para el olvido: quizá uno de los más difíciles en sus 77 años de vida. El balance presentado a la Comisión Nacional de Valores mostró una pérdida de 2.421 millones de pesos. Hasta el 30 de junio, el déficit anual creció en casi dos mil millones de pesos, si se tiene en cuenta que en 2015 el rojo había sido de 447 millones de pesos.

El balance consolidado 2015/16 es el cuarto consecutivo en el cual la cooperativa láctea pierde dinero. El último en el que registró números positivos fue 2012, con 718 millones de pesos.

También es la primera vez que el patrimonio cooperativo neto es negativo, con un valor de 115 millones de pesos. El año pasado, el patrimonio neto de la empresa era de 1.247 millones de pesos.

Razones

La caída en el precio internacional, a niveles comparables a 15 años atrás; la reducción de las exportaciones, negocio que se lleva el 40 por ciento de la leche producida por la cooperativa; y el fenómeno climático doméstico, que recortó la producción y subió los costos operativos, fueron algunas de las razones que agravaron la situación.

“Estos factores se vieron reflejados en una caída de la demanda internacional de productos lácteos, el exceso de stocks de leche en el mundo, la pronunciada baja del precio internacional de la leche en polvo y la caída en la producción primaria, entre otros”, sostuvo la empresa en su balance.

Según la compañía, buena parte de la pérdida se explica en su decisión de pagar a sus productores asociados un plus de precio por la leche, entre abril de 2015 y mayo de 2016. “El comportamiento de la cooperativa fue diferente al de la competencia, al mantener en todo lo posible el precio que se adelantaba en concepto de pago de la materia prima, entendiendo que resultaba imprescindible acompañar el esfuerzo productivo, brindando así una oportunidad para sobrellevar una de las crisis más significativas que se recuerde para la lechería nacional y mundial”, justificó la presentación.

Al parecer, el esfuerzo de la cooperativa tuvo sus frutos. A nivel nacional, se estima que la caída de la producción de leche, como consecuencia del fenómeno climático, el alza de costos y la falta de estímulo para la producción, alcanzará 12 por ciento anual, en tanto que Sancor ubica su pérdida en el seis por ciento.

En este escenario, la empresa asegura que fue “muy escasa la cantidad de salida de tambos” de su estructura. “Y las que se produjeron resultaron –en su mayoría–, en fusiones con otros tambos de asociados”, precisó.

Perspectivas

De cara al actual ejercicio, la cooperativa vislumbra algunos cambios positivos. La alianza con Vicentín para la producción y comercialización de su línea de productos frescos (yogures, flanes y postres) le reportará un ingreso de 105 millones de dólares, a lo que se suman incipientes cambios en el entorno de negocios.

Además del ingreso de fondos, la empresa ha decidido poner en marcha un proceso de reestructuración. Se trata de decisiones y de medidas “tendientes a corregir los desequilibrios a los que se enfrenta, al establecer estrategias que le permitan recomponer plenamente su capacidad productiva, económica y financiera”, se aclara. En el consejo de administración de la empresa, hay confianza en que muchas de esas iniciativas comenzarán a exhibir sus resultados a partir del presente ejercicio.

La exportación también emite algunas señales optimistas. “Se exhibe una recuperación del precio internacional de la leche en polvo, lo cual podría augurar un nuevo ciclo alcista en las cotizaciones. Los analistas coinciden en que lo peor de la crisis quedó atrás, pero no precisan con qué velocidad operará ese restablecimiento y a qué nuevo punto de equilibrio habrá de arribar”, auguran en Sancor.

El clima también viene contribuyendo a una mejoría en los volúmenes de leche producida por los productores asociados.

No obstante, queda el interrogante acerca de cuál será el entorno económico en que deberán desempeñarse y la capacidad para hacer frente al desafío de producir, advierten desde la empresa.

Temas en esta nota

Seguí leyendo