Articulación público-privada para mejores prácticas agrícolas

En pos de mejores prácticas agrícolas, una institución, una facultad y una empresa se juntaron y desarrollaron un software para la fertilización de los cultivos. ¿La novedad?, ya hay otro a la vista.

Por |
27deSeptiembrede2016a las10:05

Triguero 2.0 es la herramienta que Profertil, AACREA y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) desarrollaron con el objetivo de colaborar en mejores prácticas agrícolas.

Ya todos lo sabemos: “Triguero es un sistema interactivo diseñado para auxiliar el proceso de toma de decisiones sobre el manejo de los principales componentes clave de decisión en el cultivo de trigo en Argentina, a saber: Nitrógeno, Fósforo, Azufre y enfermedades foliares, incorporando al mismo la influencia de los efectos de la variabilidad climática, edáfica y tecnológica”, explicó Cristian Hanel, jefe de planeamiento comercial y marketing de Profertil.

Y en exclusiva agregó: “Está desarrollado sobre la base de resultados generados con Modelos de Simulación Agronómicos (MSA), en una gran variabilidad de escenarios edafoclimáticos y de manejo, para cuantificar respuestas productivas y económicas”.

Tal como lo afirmó Hanel, la idea es que a través de estas herramientas el productor pueda acercarse lo más posible a la realidad de su lote para tomar las mejores decisiones de fertilización. “Y como si esto fuera poco, Triguero también permite ‘jugar’ con los precios de los granos y los distintos tipos de fertilizantes, combinarlos con los datos de humedad del suelo y, de esa manera, tener un acercamiento al nivel de respuesta en años más secos o más húmedos”, sostuvo el referente de Profertil.

Esta herramienta se enmarca dentro del conjunto de instrumentos que Profertil denomina las Mejores Prácticas de Manejo, respecto a lo cual Hanel afirmó: “Hoy se discute mucho el rol del campo y el manejo que el sector hace del medio ambiente: cada vez necesitan más permisos sociales para producir. Precisamente por esto, tenemos que contar al resto de la sociedad todo lo que hacemos, porque es probable que, de hecho, lo estemos haciendo mejor de lo que se cree”.

¿La novedad?

Tal como lo adelantamos, la novedad es que próximamente se lanzará al mercado una nueva herramienta: Maicero. Al igual que su antecesora, se basa en un trabajo conjunto de Profertil, AACREA y la FAUBA.

En ambos casos, Triguero y Maicero, se requiere un enorme trabajo para lograr las mejores simulaciones posibles y minimizar así la posibilidad de error. “Esto se logró por el trabajo conjunto pero también por los datos disponibles y los grupos CREA que están distribuidos a lo largo y ancho del país”, manifestó el representante de Marketing de la empresa.

En pocas palabras, tanto una como la otra constituyen el fiel reflejo de que la articulación pública-privada se puede y trae consigo excelentes resultados: “Queremos contar que lo estamos haciendo bien, que estamos trabajando como corresponde y que tanto Triguero como Maicero son herramientas útiles y gratuitas”, resumió Hanel.

Temas en esta nota

Seguí leyendo