Dramáticos testimonios de los productores de las zonas afectadas por los incendios

Las palabras de los más afectados por los incendios.

Por
05deEnerode2017a las08:54

Testimonios de productores sobre las zonas afectados por los incendios en el norte de Río Negro, La Pampa y el sur bonaerense, donde ya se quemaron más de 800.000 hectáreas por la sequía, las altas temperaturas e inclusive descargas de tormentas eléctricas, describen la situación actual en esas regiones. A continuación, la opinión de delegados y directores de la Sociedad Rural Argentina (SRA):

Vicente Barreix

"En La Pampa van 400.000 hectáreas incendiadas y la situación está incontrolable. Se han registrado muchos animales muertos. Los brigadistas de Defensa Civil están trabajando muchísimo, pero no dan abasto. La gran mayoría de los incendios se está controlando cuando llegan a las rutas".

Javier Pérez Balade

"El fuego saltó de una punta del Río Colorado a la otra y los focos se encuentran activos. En La Adela, el fuego continúa con un frente de varios kilómetros. Tuvieron que cortar los alambres para juntar a la hacienda. Además, dos cosechadoras se incendiaron completamente. Entre vecinos, productores y bomberos voluntarios se trabaja contrarreloj. A rastra, arando bien ancho y prendiendo fuego contra el viento".

Alberto Orozco Echeverz

"El último incendio en Predo Luro cruzó el Río Colorado. Se quemaron campos completos. Son campos de monte, muy pastosos. Está tan seco que es inminente el desastre. Con tanto viento, y de tanta intensidad, la situación se agrava aún más. Se queman controladamente áreas que se prevé serán alcanzadas por los incendios, para que una vez que lleguen las llamas, no encuentren materia para quemar y seguir extendiéndose. Tuvimos un mal comienzo de año. Está todo muy seco, y entre los productores nos estamos ayudando para controlarlo".

Luis Harrington

"Los focos más grandes de incendios están en Villarino y Carmen de Patagones, donde se quemó casi todo. En Patagones hay tres focos muy grandes con muerte de hacienda. Se estiman entre 300 y 400 mil las hectáreas afectadas por los incendios que arrancaron antes de las fiestas. Es una zona semiárida, muy seca, con vientos de hasta 70 km. Realmente, la situación es incontrolable. Son todos campos de monte, una zona donde caen muchos rayos".

Temas en esta nota

Seguí leyendo