Leve descenso de las temperaturas

El cambio de masa de aire que impone la circulación del sector sur, promueve un retroceso importante de las marcas térmicas, aliviando las condiciones ambientales y secando la masa de aire.

Por
La foto satelital permite apreciar claramente el desplazamiento, lento, hacia el noreste del país.

La foto satelital permite apreciar claramente el desplazamiento, lento, hacia el noreste del país.

05deEnerode2017a las09:07

El paso del frente hacia el norte del país, ha quitado la presión de los excesos pluviales sobre la zona núcleo. Los registros pluviales en muchos sectores de Santa Fe y Entre Ríos, superaron entre la segunda y la cuarta jornada del año los 150 milímetros, volumen de agua que se suma a las copiosas precipitaciones de los últimos días de diciembre para generar un contexto donde los excesos hídricos dominan gran parte de la principal región productiva del país.

Como se sabe, la contracara de esta situación se observa sobre el sur de la región pampeana, incluyendo toda la provincia de La Pampa, San Luis y buena parte del oeste cordobés. En esta última zona el impacto de la falta de lluvias se ha morigerado, pero la recuperación no se ha evidenciado como en el este de la franja central.

Todavía el norte entrerriano se ve afectado por precipitaciones menores y es necesario aclarar que la actividad para el norte santafesino y el NEA es más que bienvenida. Ayer por la tarde, tormentas similares dominaban gran parte de Santiago y zonas del NOA.

El cambio de masa de aire que impone la circulación del sector sur, promueve un retroceso importante de las marcas térmicas, aliviando las condiciones ambientales y secando la masa de aire. Dentro de este contexto, conviven dos situaciones muy distintas: la necesidad de un período libre de precipitaciones para la franja central y el imperioso reclamo de lluvias del sur de la región pampeana. El viernes se modifica nuevamente la circulación y los vientos vuelven a reponer el aire húmedo que dominó estas primeras jornadas del año.

El sábado el avance de un nuevo frente encontrará el sur de la región pampeana con poca carga de humedad en su atmósfera y es difícil esperar en esta situación que se produzcan lluvias a destacar. El domingo las precipitaciones suben a la franja central, donde las mismas no son necesarias pero en principio no serían de montos de importancia. El lunes el mal tiempo tendría continuidad en gran parte de la región pampeana y para entonces aparece alguna chance de mejora en la oferta de agua para el sudeste de Buenos Aires.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo