Un escudo contra las plagas y enfermedades en soja

La combinación de control químico y biológico en plagas de soja como chinches e isocas ha demostrado ser la tecnología mas eficiente y amigable con el ambiente en la producción de soja.

Por
23deEnerode2017a las11:43

Esta campaña sojera presenta situaciones extremas, fundamentalmente en lo que a clima respecta. Y estos extremos tienen directa consecuencia sobre la presencia de plagas que afectan al cultivo. Así, se ven zonas donde prepondera el complejo de chinches, otras donde es fuerte la presión de orugas y finalmente algunas con mayor incidencia de trips. A esto hay que sumarle la presión de enfermedades en zonas de elevada humedad relativa.

Las chinches, según los principales estudios de monitoreo, se encuentra en umbrales bajos, pero su persistencia en el tiempo dentro del lote genera un daño tan importante como el ocasionado por una fuerte presión de la plaga en un corto lapso. En zonas sin excesos de precipitaciones, comienzan a verse adultos de Helicoverpa en trampas de luz, que ante una disminución de las precipitaciones pueden generar un ataque importante. Yendo hacia zonas donde los excesos se transforman en déficit, la presencia de trips es importante, al igual que el daño que ocasionan, especialmente teniendo en cuenta la posibilidad de un crecimiento importante de la planta a partir de un cambio en las condiciones climáticas.

Sumado a esto, actúan las enfermedades de fin de ciclo, que con excesos de humedad relativa ambiente, encuentran las condiciones ideales de desarrollo y proliferación.

Programas que brindan soluciones

Para ambos temas DuPont cuenta con los programas Crop Shield y Stinger Duo Pack. El primero combina la acción del Rinaxypyr y de Dinotefuran, Diamida y Neonicotenoide de tercera generación. Ambos principios activos controlan las isocas de lepidópteros, chinches y trips, con una excelente residualidad, sin afectar la fauna benéfica que también ayuda al control. Stinger Dúo Pack combina la acción fungicida  de Stinger y un fosfito de cobre que estimula el sistema de defensa de las plantas. Por otra parte, la acción acidificante del fosfito favorece la velocidad de asimilación de Stinger y de los insecticidas que forman Crop Shield®, minimizando riesgos de lavado y aumentando la eficiencia de acción de los principios activos.

Tanto el programa Crop Shield como Stinger Duo Pack proveen al cultivo de soja de un escudo protector de plagas y enfermedades, brindando a las plantas las mejores condiciones de desarrollo en ambientes de fuerte presión de factores bióticos que condicionan el rendimiento.

Temas en esta nota

Seguí leyendo