Aseguran que todo el comercio exterior de Estados Unidos puede verse amenazado

Para tomar dimensión de la postura proteccionista de Donald Trump en Estados Unidos, dialogamos con Nelson Illescas, del Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI).

Por |
"Se puede esperar mucho cuestionamiento desde diversos frentes y actores, nacionales e internacionales", comentó Illescas.

"Se puede esperar mucho cuestionamiento desde diversos frentes y actores, nacionales e internacionales", comentó Illescas.

23deEnerode2017a las15:15

La asunción de Trump en Estados Unidos ya provocó ruidos tanto a nivel global como local. En nuestro país hoy tuvo gran repercusion el hecho de que se suspendiera, al menos por dos meses, el ingreso de los limones de nuestro país. Por ello, y para conocer como puede seguir esta situación, dialogamos con Nelson Illescas de la Fundación INAI.

¿Es una oportunidad o una amenaza?

"La realidad es que todo el comercio exterior de Estados Unidos puede verse amenazado si prima el proteccionismo, pero una guerra comercial no beneficia a nadie y debe esperarse que conforme se desarrolle su presidencia, vaya atemperándose dicha postura", destacó el especialista en negociaciones internacionales.

"Desde el punto de vista de Argentina, el proteccionismo puede ser una amenaza, ya que somos un país eminentemente exportador". Ahora, viniendo de la principal economía del mundo, esto se magnifica. "Se debe esperar que prime el sentido común y el resto de los poderes (legislativo y judicial) encausen la política comercial estadounidense hacia sendas más previsibles y sensatas".

Ahora bien, una de las medidas de Trump como es la no ratificación del Acuerdo Transpacífico (TPP) le ha dado a Argentina y la región una oportunidad: "Esto se debe a que dicho acuerdo iba a generar ingreso preferencial a mercados como el japonés o el coreano para competidores en materia agroindustrial, como Canadá, Australia o el propio EE.UU".

"Si el TPP se cae, el Mercosur puede aprovechar y empezar a negociar con la región, para lograr acceso a un mercado que de otra manera se le haría muy complejo", destacó.

Puede haber mucho cuestionamiento

Finalmente Illescas comentó que la estrategia comercial de Trump estará alineada con lo planteado durante su campaña electoral, que consiste en, como se mencionó, retirarse del TPP, negociar acuerdos justos, renegociar o abandonar el TLCAN, rechazar y/o reelaborar las negociaciones comerciales fallidas, endurecer las medidas contra las naciones que violan los acuerdos comerciales y dañan a los trabajadores estadounidenses en el proceso.

Todo este tipo de medidas debe adecuarse no solo a su legislación interna sino también a los compromisos internacionales, como los acuerdos que rigen a la Organización Mundial de Comercio. "Si Trump persiste en la vía del proteccionismo, se puede esperar mucho cuestionamiento desde diversos frentes y actores, nacionales e internacionales", concluyó.

Limones: una suspensión temporal

"Desde el sector público argentino, desestimaban la posibilidad de que se pusiera un freno al ingreso de limones", comentó Illescas en dialogo con Agrofy News. No obstante, "desde lo discursivo, Trump tanto durante la campaña como en su discurso inicial, ha señalado que recurriría a todas las medidas necesarias para proteger la producción interna de su país y sus trabajadores".

En este punto, Illescas recomentó tener en cuenta que Estados Unidos es un productor importante de cítricos, aunque también es uno de los principales importadores mundiales, por lo que necesita del comercio para abastecer su consumo doméstico.

En tanto, destacó que no impacta de la misma manera el cierre de un mercado cuando ya se está exportando que cuando aún no se ha logrado exportar: "Argentina está colocando su producción en otros mercados desde el cierre del mercado estadounidense, sobre todo en Europa y Rusia".

De todas maneras, "el poder ingresar a dicho mercado es un anhelo para la industria, sobre todo si se tiene en cuenta todo el esfuerzo realizado en materia de cumplimiento de estándares que ha exigido Estados Unidos", destacó Illescas al tiempo que explicó que "se está hablando de un mercado importante, ya que según estimaciones del USDA, las exportaciones de limones de Argentina podrían llegar a las 18.000 toneladas por año, con un valor de entre 15 y 20 millones de dólares".

En concreto, "se trata precisamente de una suspensión temporal, lo que al menos deja abierta la posibilidad de que se logre efectivamente la reapertura del mercado". "Resta ver cómo se desarrolla la cuestión y si las relaciones diplomáticas permiten avanzar sobre el tema".

¿Qué pasa con la carne?

Respecto de la carne, "se espera la materialización de los embarques, ya que en teoría al menos, el mercado se encuentra abierto desde finales de 2015".

Esta reapertura le ha permitido a Argentina volver a mercados como el canadiense, ya que hacia mediados de octubre 2016, se produjo el arribo del primer envío de carne vacuna, poniendo fin a más de 15 años de cierre de ese mercado.

"Una obstaculización del ingreso a EE.UU. tiraría para atrás el arduo proceso de negación que se ha llevado adelante hasta la fecha".

Temas en esta nota

Seguí leyendo