Los 10 números detrás de los incendios e inundaciones

Una serie de complejos eventos puso en jaque la producción agropecuaria en nuestro país. Un repaso de las principales estimaciones de pérdidas.

Por |
Lejos quedaron las expectativas de una cosecha récord.

Lejos quedaron las expectativas de una cosecha récord.

24deEnerode2017a las10:29

Las condiciones climáticas adversas, en conjunto con una serie de incendios sobre amplias regiones, pusieron en jaque las expectativas de producción para la actual campaña.

Por el gran aporte que tiene el campo para la economía de nuestro país, cobra real importancia poder cuantificar las pérdidas para saber a lo que nos enfrentamos.

Las pérdidas del campo en 10 números

A continuación repasamos los 10 números que, hasta el momento, grafican la difícil situación que enfrenta la producción argentina.

5,2 millones de toneladas

Es la estimación de la Bolsa de Comercio de Rosario sobre la cantidad de granos que se perdieron producto de las inundaciones y los incendios. En diciembre pasado la entidad rosarina esperaba una producción total para la actual campaña de 124,9 millones de toneladas, que fue recortada actualmente hasta los 119,7 millones.

"La superficie cosechada de soja que se proyecta para la campaña 2016/17 ha sido recortada en casi 1 millón de hectáreas en relación a lo previsto hace un mes atrás", comentaron desde la BCR.

USD 1.050 millones de dólares

En base a la pérdida productiva de 5,2 millones de toneladas para la actual campaña, se estima que la economía argentina deberá resignar un ingreso de US$ 1.050 millones de dólares. Cabe señalar que para valuar la producción y sus pérdidas en el mercado doméstico se multiplica el tonelaje por el precio FOB de cada cultivo, y a ello se le deducen derechos de exportación y gastos de fobbing.

1,1 millones de hectáreas

Corresponden a la estimación de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires sobre la superficie efectivamente afectada.

Según se informó en el último Panorama Agrícola Semana, 770 mil hectáreas de soja se encuentran afectadas por los excesos hídricos, de las cuales podría llegar a perderse la mitad. En tanto, 290 mil hectáreas de maíz estarían en riesgo junto con 19 mil de girasol y 21 mil de sorgo.

US$ 40 la tonelada

Es el aumento en el precio de la soja desde mediados de octubre. Las pérdidas productivas en nuestro país fueron un importante factor alcista para los valores de la plaza externa en el último tiempo, logrando compensar las mermas en las estimaciones a cosecha.

"Los mayores precios más que compensan la caída de la producción y su valor bruto doméstico se mantiene prácticamente invariable en el caso de la soja", señalaron en un informe de la BCR.

Más 500 milímetros

En la zona núcleo, los últimos episodios han dejado acumulados que superan los 500 mm. en algunas regiones puntuales. "Las precipitaciones se siguen ensañando con el sur santafesino y el norte de Buenos Aires, multiplicando las zonas inundadas", comentaron en el último informe de la Guía Estratégica para el Agro.

1.000 tambos

Producto de las persistentes precipitaciones, en Santa Fe estiman que 1.000 tambos se encuentran en riesgo. "Hasta abril del año pasado había 4.100 tambos, y después de la crisis hídrica quedaron 3.600. De ese total, 1.000 están en una situación muy complicada”, comentó el Presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe).

1.800.000 litros de leche

Es la cantidad de leche que se deja de producir por día en la cuenca lechera producto de las inundaciones. “En enero, si es que no tenemos más problemas con las lluvias, habrá 54 millones de litros menos de leche”, comentó sobre las estimaciones del Gobierno de Santa Fe Luis Contigiani.

US$ 3.500 millones

Es la pérdida que se estima en Santa Fe en menos de un año producto de los fenómenos climáticos. "Si unimos las pérdidas de abril con estas, Santa Fe perdió 3500 millones de dólares en menos de un año", comentó en su momento Luis Contigiani, Ministro de Producción provincial.

1.500.000 hectáreas

“Hasta ahora, más de 1,5 millones de hectáreas fueron afectadas por el fuego, lo que representa el 10 % de la superficie de la provincia de La Pampa”, señaló Néstor Stritzler, director del Centro Regional La Pampa-San Luis del INTA. Lo grave es que el pronóstico anticipa que, hasta fines de enero, no se producirían lluvias significativas en la región.

Más de 70.000 cabezas

A principios de enero, cuando los incendios afectaban con fuerza a Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, se estimaba que 71.220 animales se encontraban en riesgo, mayormente vacas y terneros al pie que no fueron destetados, aunque también cerdos y ovejas.

Estimación oficial

En la semana pasada, se reunió la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario (Cneyda), para hacer la homologación nacional de la emergencia agropecuaria en Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Santa Fe. Luego del encuentro, Ricardo Buryaile declaró que preferían esperar para cuantificar las pérdidas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo