La principal hidrovía del país se encuentra al límite

Se calcula que por el Paraná se embarca un 80% de las exportaciones agropecuarias de nuestro país. La mayor producción pone a la hidrovía al limite.

Por
Advierten sobre la necesidad de inversiones en el Río Paraná.

Advierten sobre la necesidad de inversiones en el Río Paraná.

17deFebrerode2017a las12:00

Una de las principales hidrovías del mundo enfrenta dificultades para manejar el creciente volumen de embarques producto de una mayor producción de granos.

A fines de un barco cargado con aceite de soja destinado a India encalló sobre el Río Paraná, lo que paralizó durante horas las exportaciones agrícolas de nuestro país. Se calcula que por el Paraná se embarca un 80%  de las exportaciones agropecuarias de Argentina, con un ingreso estimado en 7 buques por día en el Gran Rosario.

De acuerdo a una nota publicada en Reuters, el Gobierno está estudiando cómo acomodar la creciente flota de barcos de carga de granos y sus derivados que colman el Paraná sin incrementar los costos de transporte, algo que podría contrarrestar los recientes beneficios impositivos del sector.

"Un sistema fluvial entero se encuentra en su punto límite", dijo Koen Robijns, gerente de operaciones en Argentina de Jan De Nul, la empresa privada con sede en Luxemburgo que tiene la concesión para el mantenimiento y el dragado del Paraná. Cuando el carguero encalló en enero, el tránsito se detuvo por más de una hora, señaló Robijns.

Según datos de los puertos, en 2016 hubo 15 encallamientos sobre el Paraná, por encima de los 12 registrados en el 2015 y los 9 reportados el año anterior.

En la búsqueda de soluciones

Ahora los intentos de desarrollar la hidrovía podrían ser demorados por diferencias entre Jan De Nul, operador del Paraná desde 1995 cuya concesión termina en 2021, y las firmas agroexportadoras que navegan allí.

Según Pieter Jan De Nul, gerente de área de la empresa titular de la concesión, se podría incrementar a 36 pies -desde los 34 pies actuales- la profundidad del canal en el trecho que va desde el océano hasta las terminales de Puerto General San Martín, en la zona de Rosario.

Esa mayor profundidad permitiría a los barcos más grandes cargar varios miles de toneladas más de mercadería en Rosario antes de salir al Océano Atlántico, reduciendo los costos de transporte.

Sin embargo, firmas navieras señalan que el costo de esa tarea sería de miles de millones de dólares, lo que implicaría un alza en la tarifa del peaje del Paraná, que hoy es de 3 dólares por tonelada neta, un costo que sería transferido por las compañías agroexportadoras a los productores de nuestro país.

Alternativa menos costosa

Algunos actores del sector como Bunge, Cargill y Louis Dreyfus Company en cambio preferirían la alternativa menos costosa de ensanchar el Paraná en las tramos más problemáticos.

"En vez de dragar más profundo, necesitamos curvas más amplias en lugares donde las embarcaciones han encallado", dijo Guillermo Wade, director ejecutivo de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM), con base en la zona de Rosario.

Macri aún no ha expresado un postura sobre las modificaciones en el río y probablemente no lo haga hasta que haya completado un reporte sobre el tema.

En una declaración enviada a Reuters, ADM dijo que "apoya la expansión del río Paraná y la hidrovía Paraguay-Paraná para atender las necesidades de crecimiento de toda la región".

Temas en esta nota

Seguí leyendo