Una alternativa hacia la sustentabilidad de los sistemas productivos

El Taller Fundacional de la Chacra María Teresa busca la integración de actividades y los diferentes actores de la cadena productiva como una herramienta para mejorar la sustentabilidad en la producción de alimentos.

Por
Se busca la integración de actividades como una herramienta para mejorar la sustentabilidad en la producción de alimentos.

Se busca la integración de actividades como una herramienta para mejorar la sustentabilidad en la producción de alimentos.

30deMarzode2017a las09:27

Dentro del marco de Sistema Chacras, que se referencia como el aporte científico de Aapresid en convenio con INTA, se realizó el Taller Fundacional de la Chacra María Teresa. El encuentro se llevó a cabo el martes 28 en las instalaciones del Centro Agrotécnico Regional (CAR) de Venado Tuerto y participaron representantes de las instituciones y empresas fundadoras de la Chacra María Teresa:  Agroabacus, Agropecuaria Paine, Teknal, Biogénesis Bagó, Rizobacter, Nitragín, Yara, Centro Agrotécnico Regional e hijos de Daniel Young.  

El Gerente Técnico de Desarrollo, el Ing. Agr. Ezequiel O. Marteddú, responsable del Proyecto “Chacra María Teresa” explica que esta última Chacra incorporada a las ya siete existentes en diferentes zonas del país va a centrar su mirada en la “Integración, ajuste y generación de conocimiento para el desarrollo sustentable a través de Sistemas Integrados de Producción”. 

La Chacra María Teresa no solo busca la integración de actividades como una herramienta para mejorar la sustentabilidad en la producción de alimentos, sino que también busca la integración con los diferentes actores de la cadena productiva, de manera tal de fortalecer los nexos entre el conocimiento empírico del productor, la ciencia, las empresas y la formación de capital humano. 

Entre los miembros fundadores de la Chacra se encuentran un productor, siete importantes empresas de desarrollo de tecnologías del sector agrícola-ganadero y el prestigioso establecimiento educativo Centro Agrotécnico Regional, ya que el proyecto considera el papel fundamental que tiene la educación en el desarrollo de las personas que llevarán adelante los sistemas productivos del futuro.

El establecimiento bajo análisis al inicio del proyecto es la “Ea. La Barrancosa” ubicada en el extremo sur de la Provincia de Santa Fe en cercanías a la localidad de María Teresa y Venado Tuerto, zona núcleo de producción de nuestro país. En este lugar el Ing. Agr. Héctor Cuevas y su equipo de trabajo viene desarrollando desde hace 12 años la implementación de un sistema de producción integrado entre ganadería, agricultura y apicultura

Dentro de la empresa, este cambio surgió como una alternativa para disminuir los efectos negativos empresariales, ambientales y sociales que causa la agricultura reduccionista, entre los que se encuentran la degradación físico, química y biológica de suelos; aparición acelerada de plagas tolerantes y resistentes, entre otros serios problemas. Todo ello lleva a un aumento de costos difíciles de afrontar, no solo de tipo económico sino también social y ambiental. 

Este tipo de sistemas utiliza la complejidad y las sinergias que surgen de las  interacciones naturales entre sus componentes para aumentar la productividad y estabilidad en la producción de alimentos. En resumidas palabras este paradigma productivo intenta semejarse al comportamiento natural de los ecosistemas y utilizando alta tecnología de procesos e insumos.  Desde el establecimiento afirman que este sistema les permitió a la empresa salir de un “círculo vicioso” y entrar en un “círculo virtuoso” de producción.

El Ingeniero Marteddú remarca que “este tipo de sistemas requieren de un cambio de paradigma, con un enfoque holístico y sistémico de los sistemas de producción, integrando conocimientos empíricos, científicos y adaptando las tecnologías disponibles apuntando a la mejora de la sustentabilidad en sus tres dimensiones; la ambiental, la social y la empresarial”.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo