El Plan “Carnes San Luis” generará 600 puestos de trabajo en la industria frigorífica

La reactivación de la industria frigorífica que impulsa el Gobierno provincial, destinado a bajar el precio de la carne vacuna, generará 600 puestos de trabajo, la mayoría concentrados en las 5 localidades donde se pondrán en marcha las plantas de faena.

Por
El Plan “Carnes San Luis” fue presentado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá y forma parte de la política de Estado impulsada para luchar contra la pobreza.

El Plan “Carnes San Luis” fue presentado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá y forma parte de la política de Estado impulsada para luchar contra la pobreza.

26deAbrilde2017a las17:01

Cuando el Gobierno ponga en marcha los frigoríficos de San Luis, Beazley, Quines, Unión y el de la comunidad ranquel también motorizará la economía de esas poblaciones con más empleos indirectos, generados por el transporte de cargas y todos los oficios que demandarán los abastecedores y carnicerías.

El Plan “Carnes San Luis” fue presentado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá y forma parte de la política de Estado impulsada para luchar contra la pobreza.

La provincia tiene un stock ganadero de 1,7 millón de cabezas y produce 290 mil animales para faena al año, que significan 60 millones de kilos de carne y que alcanzan para alimentar a un millón cien mil personas.

El 80 % de esos 290 mil animales se faenan afuera de la provincia, mientras que sólo 60 mil cabezas lo hace la industria local. “San Luis tiene capacidad productiva con animales en pie para abastecer casi tres provincias de San Luis”, dijo ayer Sebastián Lavandeira, responsable del plan.

La reactivación de la industria cárnica y su consecuente generación de 600 empleos comenzará por varios frentes. Pondrán en valor los frigoríficos construidos por el Gobierno provincial en San Luis, Beazley, Quines y Unión.

En la comunidad ranquel pondrán en marcha un sistema de engorde de novillos a corral de grandes dimensiones para animales propios y de terceros, y con ello garantizar la provisión al frigorífico que funcionará en el mismo predio, con toda la logística para la comercialización.

También terminarán allí la obra inconclusa de la barraca para tratar cueros y que esta comunidad los destinará a la venta y elaboración de artesanías.

Las nuevas fuentes de trabajo también llegarán de la mano del futuro mercado concentrador y centro de logística de distribución que se ubicará en uno de los parques industriales de la capital puntana. Sus funciones serán las de acopiar las medias reses de los cinco frigoríficos reactivados y organizar la distribución, para lo que deberá establecer un vínculo con abasteros y carnicerías. Tendrá seis grandes cámaras de frío con capacidad para dos mil medias reses y achuras.

Una segunda etapa se sumarán más empleos con la construcción de dos plantas en Justo Daract para procesar y almacenar los cueros y para elaborar harinas de hueso y carne con destino a la industria de los alimentos balanceados.

 

Temas en esta nota

Cargando...