Se espera un invierno variable y húmedo

La fuerte impronta del cambio climático no sólo la evidencian los científicos, sino que alcanzó todos los espacios de lo cotidiano.

Por
Las precipitaciones previstas para los meses de mayo, junio y julio.

Las precipitaciones previstas para los meses de mayo, junio y julio.

08deMayode2017a las17:28

Desde el Servicio Meteorológico Nacional, anticiparon que las perspectivas para los meses de mayo, junio y julio, mantienen un porcentaje del 50% de condiciones de neutralidad, manteniendo las condiciones actuales, que son de fase neutral del fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS).

En cuanto a las precipitaciones previstas, hay mayores probabilidades de ocurrencia superior a la normal sobre el centro del país y este de la Patagonia. Normal o superior a la normal sobre el oeste y sur de Patagonia, este de Buenos Aires, este del NOA, Córdoba, oeste de Santa Fe y extremo norte del país; Normal o inferior a la normal sobre la región del Litoral.

 

 

En cuanto a las temperaturas, la mayor probabilidad de ocurrencia resulta superior a la normal sobre toda la Patagonia, Cuyo, NOA y centro-este del país. Normal o superior a la normal sobre la región del Litoral, Córdoba y oeste de Santa Fé y normal sobre el extremo norte del país.

 

 

Por su parte, especialistas del INTA, destacaron la fuerte impronta del cambio climático: "Ya que no sólo la evidencian los científicos, sino que alcanzó todos los espacios de lo cotidiano. Así, tanto los productores como habitantes de once provincias fueron sorprendidos por excesos hídricos de gran intensidad en un corto período de tiempo, en las últimas semanas". En este contexto de alta variabilidad climática, los especialistas del INTA recomiendan estar preparados.

Para Pablo Mercuri –director del Centro de Investigación en Recursos Naturales del INTA–, hay dos grandes factores que causan estos desastres: “Por un lado, está la alta variabilidad climática entre días, estaciones y años; y, por otro, los fenómenos estacionales como el Niño que agravan la situación”.

En esta línea, confirmó la alta probabilidad que muestran los modelos que predicen un fenómeno climático Niño: “Si bien aún falta para estar bien seguros y todavía se desconoce la intensidad, es cierto que en el mediano plazo el clima puede continuar húmedo para lo cual será clave tomar las previsiones necesarias al caso”. Y agregó: “Durante mayo continua la perspectiva de lluvias en las zonas ya afectadas del NEA”.

En referencia a las temperaturas, indicó que “si siguen estas condiciones, es probable que el invierno tenga temperaturas medias normales o por encima de lo normal”.

Temas en esta nota

Seguí leyendo