Automotrices apuestan a reforzar polo productivo de pick ups

El 8º Salón del Automóvil de Buenos Aires exhibe más de 50 modelos que comienzan a venderse este año en el país. La producción nacional más importante es de camionetas.

Por |
Apuestan a reforzar polo productivo de pick ups.

Apuestan a reforzar polo productivo de pick ups.

12deJuniode2017a las17:50

El 8º Salón del Automóvil de Buenos Aires abrió sus puertas al público el sábado con más de 30 lanzamientos de nuevos modelos, que podrán comprarse en el país en los próximos meses. Autos de lujo, eléctricos, utilitarios deportivos y camiones chinos están entre los más destacados de los que comienzan a importarse. Para la producción nacional, el foco está puesto en las pick ups.

En el sector, no hay dudas de que la Argentina se está afianzando como un polo de fabricación de pick ups regional, aunque algunos ejecutivos insisten en la necesidad de mejorar la competitividad, principalmente a través de cambios impositivos y obras de infraestructura, para que el cluster se convierta en un negocio rentable.

José Valls, Director de Nissan en Argentina, dijo que no discute al Gobierno los impuestos sino que pide estabilidad en las reglas de juego. "Tuve que convencer a Japón ante la duda que tenían de que cada vez que cambia el Gobierno cambian las reglas de juego", señaló. La automotriz japonesa está invirtiendo u$s 600 millones en una planta en Córdoba donde fabricará su pick up Frontier, que estará a la venta a partir del segundo semestre del año próximo. Hoy, la Frontier se fabrica en Europa, México y China; todos países más competitivos que Argentina por lo que Valls señaló que "se necesitan trenes y mejores puertos para que, haciendo un producto de primer nivel, tengamos costos competitivos". El ejecutivo proyecta producir 25.000 unidades, de las que el 60% irán a exportación. "Si no podemos ser competitivos en pick ups, con el polo que se está formando, no podemos serlo en otros segmentos", dijo.

En esa misma línea de producción se fabricará una pick up de Renault y de Mercedes Benz. El presidente de Renault para América, Olivier Murguet, anunció también que en el segundo semestre del año próximo estará lista su modelo fabricado en Córdoba, la Alaskan. Con la suma de ese modelo proyectan producir 120.000 unidades desde 2018. Valls aseguró que "podemos ser un cluster muy competitivo, de primer nivel. Hay un diálogo con el Gobierno muy constructivo en ese sentido. Podemos convertirnos en un Tailandia de la región fabricando 400.000 pick ups".

La idea de mejorar la competitividad también fue compartida por Carlos Gomes, titular de PSA (Peugeot Citroën y DS) para el Mercosur, quien advirtió que además de que más de 20% del valor de un auto que se exporta es impuestos, dijo que hay que trabajar en "problemas que presenta la logística y la energía en Argentina". En sus cálculos, hay una diferencia cercana al 30% en los costos de producción con respecto a otros países. "El presidente argentino se ve muy sensibilizado con la competitividad y la necesidad de que el país entre al mercado mundial así que apoyamos esa visión porque lo que se está diseñando va en el camino correcto", afirmó. Para Gómes, el polo de pick ups en el país es una fortaleza.

También coincidió Steve St. Angelo, CEO de Toyota para la región. Con la pick up estrella del país, la Hilux, proyecta un crecimiento en los mercados de exportación. En algunos países de la región es más barato importar ese modelo desde Tailandia que desde Zárate, lo cual cree que cambiará porque el Gobierno "está en la dirección correcta con sus medidas".

En tanto, Carlos Zarlenga, CEO de General Motors de Argentina y Brasil, opinó que "no hay un diferencial de eficiencia" tan claro entre ambos países para producir pick ups o autos. Explicó que la decisiones de portafolio de modelos pueden tener más que ver con la oportunidad de exportar vehículos de mayor valor para tener un mejor resultado en el flex (el intercambio con Brasil que no debe superar el 1,5 en dólares).

El ejecutivo de Chevrolet dijo que un punto que mejoraría la competitividad argentina sería aplicar una reforma laboral similar a la brasileña, con mayor flexibilidad para las contrataciones, entre otros puntos, mientras que Cristiano Ratazzi, presidente de FIAT, calificó como "una tragedia" al actual sistema impositivo. "Para ser competitivos hay muchos cambios que hacer, desde los impuestos hasta tener un menor déficit que provenga de una mejor aplicación del gasto", dijo.

En el Salón del Automóvil de Buenos Aires se esperan más de 500.000 visitantes, que podrán asistir hasta el 20 de junio. Habrá marcas nuevas de lujo o con vehículos de alta gama que no estuvieron en la anterior exposición de 2015, cuando las trabas a las importaciones limitaban el mercado. Es el caso de Citroën, DS, Lotus y Lexus, entre otras. Lotus, por caso, trajo a la muestra dos modelos que se venderán en el país desde el mes próximo: el Evora 410 Sport (costará u$s 240.000) y el Elise 220 Sport (desde u$s 90.000).

También se hará notar la presencia de marcas chinas, como Geely que anunció que traerá al país dos modelos de utilitarios deportivos, o DFSK, que también llegará con dos propuestas de vehículos comerciales.

Temas en esta nota

Seguí leyendo