ChemChina terminó el proceso de compra del grupo suizo Syngenta

La química china ChemChina terminó el proceso de compra del grupo suizo Syngenta, por el que desembolsó 43.000 millones de dólares.

Por
Syngenta fue adquirida por la empresa química estatal china ChemChina. EFE/Laurent Gillieron

Syngenta fue adquirida por la empresa química estatal china ChemChina. EFE/Laurent Gillieron

28deJuniode2017a las12:36

La química china ChemChina terminó el proceso de compra del grupo suizo Syngenta, por el que desembolsó 43.000 millones de dólares, según indicaron ambas firmas. Se trata de la adquisición más importante hasta ahora de una compañía china en el extranjero.

La operación unirá a Syngenta, líder mundial de las semillas y de los productos fitosanitarios, que sirven para proteger las cosechas, con ChemChina, propietaria de Adama, el mayor proveedor de fitosanitarios genéricos de Europa.

"Todos nuestros accionistas se están beneficiando de este cambio de propiedad. Se han protegido los puestos de trabajo y los agricultores seguirán pudiendo elegir y beneficiarse de nuestras inversiones en tecnología", dijo el martes Michel Demare, el vicepresidente de Syngenta.

Por su parte el presidente de ChemChina, Ren Jianxin, dirigirá el consejo de administración de Syngenta y aseguró que la compañía china apoyará su "crecimiento, su oferta de productos y sus servicios".

Syngenta seguirá siendo una compañía independiente y mantendrá su actual equipo directivo.

ChemChina, también conocida como China National Chemical Corp, hizo una oferta por Syngenta en febrero de 2016 pero tuvo que esperar el visto bueno de las autoridades de la competencia, que le obligo entre otras medidas a vender parte del negocio de pesticidas de Adama.

En abril, las autoridades europeas y de Estados Unidos aprobaron finalmente la compra, a pesar de las reticencias crecientes sobre las adquisición millonarias chinas de compañías extranjeras.

Tras haberlas alentado, las autoridades de Pekín están ahora intentando frenar las compras en el extranjero de su compañías por el temor a los créditos dudosos y a la fuga de capitales.

Temas en esta nota

Seguí leyendo