$11 mil millones requiere el productor entrerriano para sembrar 4 cultivos

Trigo, soja, maíz y sorgoTrigo, soja, maíz y sorgo se tomaron para este análisis, al ser los cultivos que tuvieron mayor superficie sembrada.

Por
Entre Ríos: productores dieron inicio al ciclo agrícola 2017/18.

Entre Ríos: productores dieron inicio al ciclo agrícola 2017/18.

07deAgostode2017a las15:49

En Entre Ríos, los productores han dado inicio al ciclo agrícola 2017/18. La Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a través de su sistema de información agrícola (SIBER), señala que el sector agrícola requerirá unos 630 millones de dólares para concretar la siembra y los cuidados de los cuatro principales cultivos

Trigo, soja, maíz y sorgo se tomaron para este análisis, al ser los cultivos que tuvieron mayor superficie sembrada en la provincia durante la campaña 2016/17. Abarcaron el 98,8% de las casi 2 millones de hectáreas sembradas en Entre Ríos. “Los productores entrerrianos requerirán unos 630 millones de dólares, monto que representa unos 11 mil millones de pesos, los cuales dinamizan la economía provincial” indica el informe de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a través de su sistema de información agrícola (SIBER).

En tanto, el 70 % de esta inversión es financiada por cooperativas, acopios y empresas privadas, con una muy baja participación bancaria, ya que el productor no cuenta con tasas acordes en relación a la inversión realizada. La rentabilidad del sector se ha reducido notablemente en los últimos años lo que hace a este riesgo de alta inversión sea aún mayor.

Una vez que los productores siembran, lo hacen arriesgando una enorme cifra de capital de trabajo con la esperanza de que el clima y el mercado acompañen. Si así no sucede, se recurre a las Emergencias Agropecuarias que lo único que se logra es prorrogar el vencimiento de los impuestos y no dando una solución al sector productivo.

Con estos números, la institución entrerriana sostiene que sería de gran importancia que los productores cuenten con un Seguro Agrícola acorde al capital invertido, es decir un sistema que amortigüe las perdidas de la inversión de los productores.

Además, al final de la campaña, el productor se encuentra con una alta presión tributaria y no esta siendo retornada en servicios e infraestructura a la provincia, en especial el mal estado de los caminos secundarios y terciarios que afectan y encarecen la salida de la producción.

ANÁLISIS SOBRE INVERSIÓN 2017/18

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos realizó una estimación sobre la inversión que se debe afrontar para la implantación de los cuatro principales cultivos. Aunque estas estimaciones no contemplan los gastos para la cosecha, transporte, comercialización ni el arrendamiento (que ocupa el 70% del área de producción), es decir que solamente tuvo en cuenta el cálculo de insumos necesarios, tales como la semilla, fertilizantes y agroquímicos (herbicidas, insecticidas, fungicidas y coadyuvantes).

En cuanto a la importancia del costo de la semilla y el fertilizante, según indica el informe, el gasto aproximado en dólares/pesos que se requieren por hectárea en insumos para estos cultivos son: en soja 250 U$S/ha (lo que equivale a 4.269 $/ha); en maíz 310 U$S/ha (lo que equivale a 5.301 $/ha); en sorgo 165 U$S/ha (lo que equivale a 2.822 $/ha); y en trigo 190 U$S/ha (lo que equivale a 5.301 $/ha). Cabe indicar que los valores analizados están en dolares, ya que la mayoría de los insumos necesarios para la producción son expresados en la moneda norteamericana.

Sobre el costo total en insumos a nivel provincial, la Bolsa de Cereales destaca el alto impacto de la semilla y fertilizantes para el caso de las gramíneas, en promedio estos porcentajes oscilan entre 74 al 87% de la inversión, mientras que para la soja se ubica en el 37%. Estos valores evidencian el gran ahorro que se tiene en el fertilizante nitrogenado que aporta la inoculación de la semilla.

Se estima que los productores dedicaran una superficie similar a la campaña pasada, por lo que deberán hacer frente a una inversión en insumos demás de 460 millones de dólares, tal como se puede observar en el cuadro N°1 donde se detalla la inversión necesaria por cultivo:

Sobre el costo de la maquinaría agrícola el reporte sostiene que “un error común en productores que cuentan con maquinaria propia (siembra y aplicaciones de agroquímicos) es considerar solamente el gasto de combustible en estas tareas, lo cual no tiene en cuenta, por ejemplo, las amortizaciones de la maquinaria. Al tomar este camino, al cabo de unos años el productor se encontrará descapitalizado con una maquinaria obsoleta”.

En tanto, lo correcto es considerar el costo de estos servicios como si fueran contratados. A partir de los datos publicados por la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA), el productor requerirá un gasto de más de 168 millones de dolares. En el cuadro Nº4 se puede observar un costo aproximado por cultivo:

Cuadro N°2: Costo de la maquinaria agrícola (siembra y aplicación de agroquímicos)

La suma de los importes de inversión de semilla, fertilizantes y laboreos da un total de 631.780.727 de dólares, valor que representa hoy en pesos 11.372.053.086.-

Temas en esta nota

Cargando...