CLIMA
Rosario
viernes 22
Estado clima
10° | 27°

Soleado

sábado 23
Estado clima
12° | 31°

Nubosidad variable

domingo 24
Estado clima
15° | 30°

Soleado

Interes general

Algodón: una sola variedad pone en riesgo a toda la producción

El hecho de que se siembre una sola variedad de algodón en nuestro país se traduce en un riesgo para la producción. Destacan la necesidad de avanzar en el desarrollo de nueva genética.

Por Nicolás Degano | Agrofy News

  • algodon sola variedad pone riesgo toda produccion
    Hoy en Argentina se utiliza principalmente una única variedad comercial de algodón ¿Cuál es el riesgo detrás de esta situación?

La alta informalidad en el uso de la semilla de algodón en nuestro país se traduce en un riesgo para la producción. Esto se debe a que ante la falta de desarrollo de nuevos genes, el hecho de sembrar la mayor parte de la superficie con una sola variedad genera que ante cualquier contingencia, como una enfermedad, se pueda ver afectada fuertemente la cosecha.

"El estado no lo debería permitir por el hecho de que si esa variedad se ve afectada por algún hecho extraño, se podría perder casi toda la superficie", comentó en dialogo con Agrofy News el Ing. Agr. Raúl Pagnoni, presidente de la Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores (CASEM). "Ya pasó en otras partes del mundo con otros cultivos", agregó.

Según datos del INTA, durante la campaña 2016/17 de algodón se registró una superficie aproximada de 300 mil hectáreas, con un rendimiento promedio de 2577 kg/ha de algodón en bruto y con una productividad promedio de 635.000 toneladas. Se trata de un rendimiento que se ubica por debajo de la media mundial.

La variedad que predomina a superficie nacional es la NuOpal RR, que presenta una seria de ventajas frente a las otras tres variedades disponibles en el mercado. La NuOpal  tiene la tecnología BT y RR que permite realizar el control de orugas (Bt) y malezas con glifosato.

"Un porcentaje de la misma es semilla registrada, sin embargo, el mayor porcentaje es de multiplicaciones sucesiva en los últimos años (también llamada bolsa blanca), que se desconoce su origen y pureza, favoreciendo la ocurrencia de problemas relacionados a enfermedades y plagas", destacó Marcelo Paytas, de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Reconquista.

Frente a esta situación, durante la última semana se realizó un encuentro entre empresas privadas y el Estado para potenciar el control y desarrollo de la genética para semillas.

Ver también: Nuevo marco regulatorio para usuarios de semillas de algodón

¿Cuál es el riesgo?

Según explicó Paytas, el riesgo principal es que ciertos insectos, que con dicha tecnología se controlan, se vuelvan resistentes y sobrevivan generando un problema en su control. La situación es similar con las enfermedades y su aparición masiva, ya que las semillas que se usan pueden volverse susceptibles con diferentes grados de efectos negativos en la producción algodonera.

En nuestro país, las principales enfermedades presentes son las siguientes:

  • Virus (enfermedad azul)
  • Hongos (fusariosis, verticilliosis)
  • Bacterias (bacteriosis)

"Mejorar la calidad genética de la semilla es uno de los pilares en los que estamos trabajando", afirmó el subsecretario de Agricultura, Luis Urriza durante el último encuentro.

Actualmente, el productor no tiene la oferta o catálogo de numerosas variedades como ocurre en otros países algodoneros en el mundo: "No contamos en Argentina con variedades adaptadas a los diversos ambientes productivos", alertó Paytas y agregó que las empresas semilleras extranjeras no tienen gran interés en invertir en germoplasma en Argentina, quizá vinculado a la falta de claridad en el uso, multiplicación y comercialización de las mismas.

"Es muy importante avanzar en nuevas tecnologías para mejorar la productividad del cultivo de manera sostenible en el tiempo, con mejor rendimiento y calidad de fibra", comentó Paytas. "El INTA tiene una gran trayectoria con su programa de mejoramiento y se espera continuar desarrollando semillas que estén disponibles para el productor".

Producción algodonera

Para la próxima campaña desde el INTA Reconquista esperan un incremento del 30% en la superficie a implantar en la región norte de Santa Fe.

"De cumplirse esta proyección, podríamos ingresar a un nuevo período de crecimiento". Entre los motivos se citan la experiencia positiva en cuanto a las normas para la prevención y el control del picudo del algodonero, la mejora en los precios de la producción, el probable ingreso a un año con menores precipitaciones.

Por otro lado, el mayor interrogante para lograr esta meta de crecimiento de área, es la disponibilidad de semilla de calidad para la siembra.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro