Cultivos de cobertura, una estrategia sustentable para proteger los suelos

En el marco de Agromomentum, Tomás Baigorria, del INTA Marcos Juárez brindó una charla sobre esta alternativa para mitigar problemas físicos del suelo y de malezas.

Por |
Tomás Baigorria, del INTA Marcos Juárez disertó en la Jornada de Actualización Técnica de Don Mario.

Tomás Baigorria, del INTA Marcos Juárez disertó en la Jornada de Actualización Técnica de Don Mario.

12deSeptiembrede2017a las11:57

En el segundo panel de la Jornada de Actualización Técnica de Don Mario se analizó qué impacto tienen los cultivos de cobertura en el control de malezas.

Tomás Baigorria, ingeniero agrónomo de la Estación Experimental Agropecuaria INTA Marcos Juárez, explicó que este tipo de alternativa agroecológica surgió con la idea de compensar los balances de carbono que observaban en una amplia zona de la pampa húmeda.

“El monocultivo de soja está instalado y vemos algunos problemas de física de suelos. Hay endurecimiento de la parte superficial,  eso dificulta la entrada del agua de lluvia del suelo y comienza a generar procesos erosivos, hídricos, eólicos, proceso de enmalezamiento, que en estos últimos 5 años ha sido bastante complicado de manejar”, expresó Baigorria.

Ver también: El momento de la soja: abriendo caminos al futuro

Equilibrar el balance de carbono

El ingeniero agrónomo cuenta que el objetivo de los cultivos de cobertura es ocupar los lotes en los cuales no se hace trigo en invierno, con un cultivo que va a cumplir la función de equilibrar ese balance de carbono.

“Vamos a tratar de mejorar ese balance cubriendo este suelo con el cultivo que no va a cosecha. Se seca con un herbicida o mecánicamente y esa cobertura lo que va a hacer es evitar los procesos de erosión. Además los procesos de enmalezamiento pueden ser mitigados y la situación puede cambiar de un año a otro”, expresa Baigorria.

Una práctica en crecimiento

Baigorria cuenta que se habla de cultivos de cobertura desde los años 80 pero en ese momento el contexto era otro. “Ahora los problemas se han incrementado. Inclusive la sociedad nos está observando. Vemos que los productores comienzan a aplicarlo pero aún falta relevar datos a través de encuestas para empezar a planificar”.

“Estas son herramientas que tienen que ser ayudadas por otras cosas, como por ejemplo en EEUU hay programas para siembra de coberturas en los cuales hay créditos para los productores. Así se benefician todos, porque también implica a toda la sociedad”, agrega el ingeniero agrónomo.

Cómo elegir la especie

Baigorria explica que para elegir la especie, debe hacerlo teniendo en cuenta su ambiente. “ Uno no puede tomar una decisión si uno no diagnostica bien el problema. Tiene que saber muy bien qué tipo de suelo tiene, cómo son las temperaturas , las distribuciones de precipitaciones y en base a eso decidir”. “Vemos que algunas especies se adaptan muy bien a ciertos ambientes y otras no porque las cuestiones climáticas influyen, incluso también en qué época se hace el cultivo de cobertura. Por ejemplo, hay zonas que hacen cultivos de cobertura de verano, pero en la Pampa Húmeda nadie lo va a hacer”, cuenta Baigorria.

Otro factor que destaca el ingeniero del INTA es el tema del cambio climático y del ascenso de las napas.  “En algunos casos se siembran coberturas para consumir agua como principal objetivo, antes que la erosión y la maleza. Siembran por ejemplo cultivos de cobertura de ciclos bien largos para tener un período lo más largo posible consumiendo agua y eso va cambiando según los ambientes”.

Ver también: Cambio climático: ¿Qué cultivos fueron los más afectados?

Temas en esta nota

Seguí leyendo