Se recompone el estado del trigo sobre Buenos Aires y La Pampa

Las buenas condiciones climáticas permitieron recomponer el estado del trigo implantado en las provincias de Buenos Aires y La Pampa.

Por
El 45 % del área nacional de trigo presenta un estado hídrico entre óptimo y adecuado.

El 45 % del área nacional de trigo presenta un estado hídrico entre óptimo y adecuado.

21deSeptiembrede2017a las17:24

Según informaron desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, las buenas condiciones climáticas permitieron recomponer el estado del trigo implantado en las provincias de Buenos Aires y La Pampa, regiones comprometidas por las inundaciones acumuladas durante el invierno.

El 33 % de las 5.350.000 hectáreas incorporadas durante el ciclo 2017/18 aún presenta una condición de humedad excesiva, que si bien registró una mejora en los últimos días, continúa afectando el normal crecimiento y desarrollo del cereal.

Sin embargo, el 45 % del área nacional presenta un estado hídrico entre óptimo y adecuado, concentrado principalmente sobre las regiones del centro del país, donde la condición del cultivo es muy buena y se esperan rendimientos por encima del promedio zonal.

Áreas afectadas

En el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires las pérdidas de área por los excesos hídricos acumulados podrían promediar entre un 10 % y 30 % en lotes que transitan etapas de macollaje y encañazón, en función de la fecha de siembra.

En cuanto al estado sanitario se relevó gran presencia de roya, mancha anaranjada y amarilla, aunque el estado del cultivo en ambientes altos es muy bueno. Situación similar ocurre en el Centro de Buenos Aires, región que a la fecha presenta más del 55 % de la superficie triguera con excesos hídricos y anegamientos. 

Por otro lado, en el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa se realizaron aplicaciones de fertilizantes nitrogenados en lotes que diferencian macollos con el fin de lograr los parámetros de calidad a cosecha. La condición de humedad es óptima, aunque algunos ambientes mantienen excesos hídricos producto de las últimas precipitaciones registradas.

En el Sudeste de Buenos Aires, región que aportó el 12 % del trigo implantado a nivel nacional, el cereal continúa transitando etapas vegetativas de macollaje y encañazón. Gran parte del área implantada se encuentra bajo exceso hídrico, limitando no sólo el crecimiento y desarrollo de las plantas, sino también la posibilidad de realizar aplicaciones de fertilizantes.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo