Aumento de la inestabilidad durante la jornada de mañana

Sólo en áreas muy reducidas de esta vasta geografía, las lluvias lograron convertirse en chaparrones.

Por
En el recorte de imagen satelital se destacan las nubes que transitan el centro del país.

En el recorte de imagen satelital se destacan las nubes que transitan el centro del país.

06deNoviembrede2017a las09:08

Durante el fin de semana se observaron pasajes de nubosidad que afectaron la franja oeste y sur de la región pampeana, zonas del NOA, parte del norte de la Mesopotamia y también la Patagonia. Sólo en áreas muy reducidas de esta vasta geografía, las lluvias lograron convertirse en chaparrones.

En general se concretaron algunas lloviznas o lluvias débiles dispersas, que apenas sumaron un par de milímetros. La jornada de hoy arranca con un comportamiento similar, aunque se espera un aumento de la inestabilidad durante la jornada de mañana. En el recorte de imagen satelital se destacan las nubes que transitan el centro del país.

Las mismas son nubes de muy pobre desarrollo fortalecidas por la humedad que se concentra en las capas bajas de la atmósfera y que en algunas localidades del centro de BA están dejando lloviznas o lluvias menores, nada que pueda considerarse significativo. Sobre las provincias del centro, estas nubes se visualizan como coberturas parciales, con un despliegue mucho más quebrado y sin que se perfilen precipitaciones para el desarrollo de la jornada de hoy.

Para el día martes, se prevé que la inestabilidad aumente sobre el sur de Córdoba, La Pampa y oeste de Buenos Aires. La dinámica que provoca el avance de una perturbación que avanza desde el oeste, favorecerá el desarrollo de tormentas cerrando la jornada del martes y durante parte del miércoles. El epicentro de las lluvias de mayor porte se situaría en La Pampa y oeste de Buenos Aires, proyectándose luego en forma más modesta hacia el este del país.

En general la extensión de las precipitaciones hacia el este, no dejaría montos pluviales destacados. Posiblemente el sudeste de Buenos Aires logre un volumen de agua un poco más generoso. No se perfilan máximos de lluvia para el centro este de la zona núcleo. Las precipitaciones serían más bien modestas, con tendencia a encontrar un techo en los diez milímetros.

Dentro de este contexto de inestabilidad, las lluvias que se perfilan para el norte del país son menores. No se perfilan cambios de masas de aire de importancia.

Temas en esta nota

Seguí leyendo