Semilleros multiplicadores en crisis por falta de legislación

Los empresarios dicen que no son convocados a mesas de debate donde se tratan temas importantes para la actividad. Reclaman además que se hagan más controles y se debata una nueva ley.

Por
Industria en problemas. En la Argentina existen alrededor de 500 empresas dedicadas a la multiplicación de semillas.

Industria en problemas. En la Argentina existen alrededor de 500 empresas dedicadas a la multiplicación de semillas.

16deNoviembrede2017a las08:57

Entre los múltiples proyectos de ley que este año no tuvieron siquiera tratamiento en la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, quizás el más necesario era el que buscaba establecer nuevas pautas respecto a la propiedad intelectual de las semillas. 

En el mientras tanto y ya sabiendo que este año no habrá novedades, una de las patas de la industria, los semilleros multiplicadores, advierten que atraviesas una profunda crisis derivada del comercio ilegal de semillas.

"La comercialización ilegal de semillas alcanza el 80% del total del mercado, no podemos subsistir con esta realidad, nuestra empresas corren el serio riesgo de desaparecer", expresaron en un comunicado los integrantes de la Federación de Distribuidores de Insumos Agropecuarios (FeDIA).

En este contexto, Marcelo Senatore, presidente de la entidad adelantó que la intención, de aquí en más, es abrir un canal de diálogo con todos los actores interesados en la cuestión y que intervienen en los distintos eslabones comerciales "en pos de acordar que se reconozca el valor de la semilla fiscalizada como garantía de calidad".

"Los multiplicadores somos un actor clave de la cadena de la semilla, sin embargo siempre somos excluidos de las mesas de debate donde se definen temas que impactan directamente en nuestro negocio. No vamos a permitir que se nos ignore de esa forma. Son muchos los aportes que hacemos para garantizar la calidad de los simientes que producimos, somos generadores de empleo registrado y aportamos recursos fiscales al Estado. Si nuestra empresas desaparecen, no solo perdemos nosotros, pierden todos" expresó el dirigente.

Ante la falta de una nueva ley, los controles que realiza el Instituto Nacional de Semillas (INASE) cumplen más que nunca un rol fundamental pero los semilleros multiplicadores advierten que lo que se está haciendo no es suficiente.

"Hemos defendido siempre el fortalecimiento del INASE. Queremos que los controles se hagan y que se apliquen sanciones severas a quienes incumplan la ley vigente, pero ya no alcanza con reclamar un rol más activo por parte del Estado. Debe producirse un cambio significativo para que el productor elija adquirir semilla fiscalizada y no bolsa blanca", detalló Senatore.

En este contexto, y según las estadísticas del INASE durante la campaña de soja 2016/17 creció alrededor del 4% el uso de semillas fiscalizada pero de las 18 millones de hectáreas sembradas, apenas el 36% fueron declaradas por los productores. Cifras que muestran a las claras que todavía resta mucho camino por recorrer.

Temas en esta nota

Seguí leyendo