Ledesma finalizó la zafra con una producción de azúcar 7% más baja que la de 2016

Produjo un total de 385.000 toneladas, pero fue afectada por la sequía que sufrió la caña durante el verano. También elaboró 100 millones de litros de alcohol.

Por
También elaboró 100 millones de litros de alcohol.

También elaboró 100 millones de litros de alcohol.

23deNoviembrede2017a las08:33

La compañía agroindustrial Ledesma dio por finalizada la zafra azucarera de este año con una producción de azúcar equivalente de 385.000 toneladas. La cifra es un 7% inferior a la que produjo durante el 2016, según explicaron debido a la sequía que sufrió la caña en el verano, antes de la zafra.

En tanto, desde la compañía agregaron que la producción estimada de otro de sus productos como es el alcohol será de 100 millones de litros, de los cuales unos 89 millones de litros se destinarán para el mercado de bioetanol.

La zafra finalizó con el tradicional desfile de cosechadoras, 183 días después de iniciada la misma. En ese lapso, la compañía procesó 3,694 millones de toneladas de caña de azúcar, de las cuales unas 3,115 millones de toneladas fueron propias (posee campos de caña de azúcar de 40.000 hectáreas en su Complejo Agroindustrial Ledesma, en Jujuy), y 579.000 toneladas provenientes de cañeros independientes. Además procesó 79.600 toneladas del ingenio La Esperanza.

En comparación, el año pasado la producción de azúcar de la compañía había alcanzado alrededor de 410.000 toneladas, ayudada por "lluvias adecuadas y un invierno sin heladas", tal como se había informado en su momento.

Si bien tuvo este período un nivel de producción de azúcar inferior, la compañía obtuvo un salto en lo que hace a la producción de alcohol, ya que el año pasado había estimado una producción de 93 millones de litros. En tanto, el año anterior había llegado a producir papel por cerca de 125.000 toneladas, mientras que este ciclo informó que dicha producción será de 100.000 toneladas (producto con el que produce sus cuadernos y repuestos escolares en la provincia de San Luis).

El fin de este período de la zafra encuentra a la compañía, al igual que los distintos ingenios del país, en negociaciones intensas con el gobierno nacional (representados por el Centro Azucarero Argentino -CAA) por las reformas impositivas que desde el oficialismo proponen incrementar los impuestos internos a las bebidas azucaradas. Desde dicha entidad analizaron que la eventual suba de la alícuota del 4% a 8% que está en vigencia hasta el 17% que propone la nueva ley es una medida "discriminatoria" para con el sector, siendo que es el único segmento en las bebidas en que el Gobierno no dio marcha atrás con las subas (como sí lo hizo para con las cervezas y el vino, por ejemplo).

Si bien la ley de reforma tributaria ya fue enviada al Congreso nacional para su tratamiento, proyecto que será debatido por los legisladores nacionales, el CAA ya logró modificar, aunque no del todo, una resolución del Ministerio de Energía que, al mismo tiempo que se presentó el proyecto de reforma tributaria, había decidido bajar el precio del bioetanol (biocombustible con origen en la caña de azúcar) en un 29%.

Tras distintas reuniones entre funcionarios nacionales, provinciales y empresarios del sector, el ministro Juan José Aranguren cedió y rectificó los montos: decidió que la baja finalmente será del 7,5% hasta fines de enero, en vez de 15% como se había planteado en primer lugar, y a partir del 1 de febrero se evaluará la necesidad de ajustar los valores (fecha en la que, según la resolución original el precio debía bajar un 14% más).

Temas en esta nota

Seguí leyendo