El alivio llegaría el domingo a la zona núcleo

Las chances de lluvias a modo de auxilio para la zona núcleo tienen más probabilidad de concretarse durante el domingo.

Por
Se destaca la regeneración de coberturas nubosas en la franja mediterránea.

Se destaca la regeneración de coberturas nubosas en la franja mediterránea.

01deDiciembrede2017a las09:01

De acuerdo a lo previsto, la inestabilidad comienza a regenerarse sobre el oeste y las tormentas reaparecen sobre la franja mediterránea que va desde el sur del NOA hacia el sudoeste de Buenos Aires. Se han venido reportando lluvias débiles en el sur de Catamarca, La Rioja y sectores de San Luis, se espera que con el transcurso del día las mismas ganen desarrollo en el oeste de Córdoba, La Pampa y sectores del oeste de Buenos Aires. Desde algunas zonas de Buenos Aires, se han venido reportando neblinas debido al incremento en la carga de humedad ambiental.

En el recorte de imagen satelital, se destaca la regeneración de coberturas nubosas en la franja mediterránea. El epicentro de las principales tormentas se posicionaría en la provincia de San Luis, pero estimamos que la distribución de las mismas tendrá un patrón bastante más generalizado a lo largo día incluyendo una vasta franja que desciende desde el NOA hasta el sudoeste de Buenos Aires.

La imagen permite apreciar con mucha claridad el efecto estabilizador del eje de alta presión que domina una buena parte del sudeste de Sudamérica, inhibiendo fuertemente los desarrollos nubosos y el avance de nubosidad desde el oeste. Mientras esta “pared” no se rompa, las lluvias de buen volumen no alcanzarán el este.

Estamos ingresando en un período de mucha inestabilidad que se proyectará hasta el comienzo del día lunes. Dentro de este contexto, son las zonas mediterráneas las candidatas a llevarse la mejor carga pluvial. Las chances de lluvias a modo de auxilio para la zona núcleo tienen más probabilidad de concretarse durante el domingo.

La clave para la evolución del tiempo en estos próximos días será el comportamiento del sistema de alta presión del este, que actualmente “pisa” el continente. Su debilitamiento o desplazamiento hacia el océano marcará las posibilidades de que se desarrollen o no lluvias de volumen razonable en la zona núcleo. Desde ya no se esperan precipitaciones abundantes, pero al menos hay chances de salir del patrón modestísimo dominante. Esto dicho a gran escala, en áreas reducidas pueden darse eventos más significativos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo