Uruguay: productores exigirán hoy dólar libre y baja de luz y combustible

Para los productores endeudados se solicitará el tratamiento sector por sector según la realidad de cada uno de ellos.

Por
Uruguay: el Frente Amplio mira con preocupación la movilización.

Uruguay: el Frente Amplio mira con preocupación la movilización.

23deEnerode2018a las08:39

Rebaja de los precios de la electricidad y el combustible, corrección del tipo de cambio y tratamiento sector por sector de la problemática del endeudamiento, serán los ejes principales de los planteos que el campo elevará al gobierno uruguayo y que serán anunciados esta tarde en una asamblea en la que sus organizadores esperan que participen miles de personas.

El centro de la proclama que se leerá esta tarde contendrá un mensaje "a todo el sistema político" en el sentido de que "la mano no da para más", dijeron a El País fuentes que participaron del proceso de redacción de la misma.

Los productores rurales pedirán al gobierno que deje de regular el precio del dólar en el entendido que sin la participación estatal en el mercado tenderá a corregirse lo que no dudan en definir como "atraso cambiario" liso y llano. Se descartó pedir una devaluación abrupta porque perjudicaría a los sectores que están endeudados en moneda extranjera.

Se pedirá una rebaja directa de los precios de la electricidad y en el caso del combustible se solicitará la fijación de su precio en consonancia con la paridad de importación o, en su defecto, que se permita la libre importación.

Para los productores endeudados se solicitará el tratamiento sector por sector según la realidad de cada uno de ellos. No se pedirán quitas, pero sí una batería de medidas sectoriales que incluyan plazos de gracia y que se refinancien las deudas que muestran mayores dificultades de pago.

También se solicitará agilitar la aprobación de tratados de libre comercio que permitan abaratar las exportaciones.

Lo que se descartó de plano fue hacer planteos en torno a las políticas sociales.

Gobierno

El Frente Amplio mira con preocupación la movilización. En la izquierda reconocen que hay sectores que pasan por problemas, pero cuestionan a la oposición por "fogonear la negociación dando plazos terminales al gobierno".

El tema estuvo ayer sobre la mesa tanto en el Partido Socialista como en el Partido Comunista. Los socialistas dejaron en claro que hay derecho legítimo de los ruralistas a movilizarse y no hay temor de que se agudicen los conflictos entre el campo y la ciudad.

La secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier, señaló que se sigue con preocupación el tema a tal punto que hoy está convocada la Comisión de Ganadería del Senado para trabajar la situación de la lechería y terminar de cerrar el proyecto de ley del Fondo Lechero. Sin embargo, legisla- dores de la oposición no estarán presentes en la reunión con el ministro de Ganadería Enzo Benech.

De todos modos, Xavier dijo que dentro de su sector son conscientes que "hay integrantes de este movimiento que están pensando en el 2019", dado que "no son todas iguales las organizaciones que adhieren a la actividad de mañana".

Xavier entiende que "no es el elemento de la partidización" ir a escuchar los planteos —como lo hará buena parte de la oposición— pero sí se cae en eso "cuando se fogonea la negociación dando plazos terminales al gobierno y generando sentimientos de odio", en referencia a lo que han dicho algunos líderes opositores entre los que se encuentra el senador nacionalista Luis Lacalle Pou.

El pasado fin de semana en La Paloma, el líder de Todos aseguró que "el ciclo del Frente se terminó y este año es el fin de la vida útil del gobierno". "Hay sectores de la derecha que nos ven como usurpadores del gobierno y no pueden por concepción de clase aceptar que gobiernos de otra naturaleza puedan ser exitosos", replicó Xavier.

Por su parte, el Partido Comunista sigue manteniendo su posición de que detrás de la movilización hay diferentes intereses que van desde los "legítimos" de algunos sectores que reclaman una solución a sus problemas financieros a otros relacionados al "oportunismo político".

El secretario general del PCU, Juan Castillo, dijo a El País que escuchará con atención las demandas para luego dar una opinión de fondo, pero adelantó que la respuesta del Frente Amplio debe ser "de masas" el próximo 4 de febrero, cuando se celebre el acto aniversario. "Tiene que haber una masiva participación para dar todo el respaldo al gobierno", subrayó.

Temas en esta nota

Seguí leyendo