CLIMA
Rosario
lunes 23
Estado clima
| 13°

Nublado parcial

martes 24
Estado clima
-2° | 11°

Nublado parcial

miércoles 25
Estado clima
| 13°

Nublado parcial

Interes general

El ingeniero agrónomo que sale a la cancha

Las canchas que parecen "una mesa de billar" son resultado del trabajo de ingenieros agrónomos que se pusieron la camiseta para lograr la calidad que requieren los campos deportivos profesionales.

Por Eliana Esnaola | Agrofy News

  • ingeniero agronomo que sale cancha
    Para el ingeniero no todo es agricultura y ganadería y se pone la camiseta para lograr la calidad que requieren las canchas profesionales.

El perfil profesional del ingeniero agrónomo se ha ido diversificado mucho en los últimos años. Tan es así que desde hace tiempo una de las tareas que asumió es la de mantener los campos deportivos. Para el ingeniero no todo es agricultura y ganadería y se pone la camiseta para lograr la calidad que requieren las canchas profesionales.

Al respecto, Agrofy investigó sobre esta faceta oculta del profesional. Carlos López es ingeniero agrónomo, coordinador de la Comisión de Campos Deportivos y Espacios Verdes del Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (CPIA), quién conoce el tema muy de cerca y con la misma pasión que se grita un gol, habló de la actividad.

El espectro de tareas que realiza en la cancha es muy amplio, tanto como las capacidades que requiere un deportista, van desde la aplicación de agroquímicos, pasando por la revisión de poda, el tipo de césped, hasta la clase de riego.

El rol del ingeniero en los campos deportivos apareció hace muchos años, quizás copiando u observando torneos en el extranjero y así empezamos a darnos cuenta de que nuestras canchas no tenían esa calidad pero que podíamos alcanzarla”, aseguró López.

Ver para aprender

Tenemos mucha tecnología que es de Estados Unidos, los ingenieros agrónomos viajaron y trajeron las nuevas técnicas, las fueron incorporando y aplicando en Argentina“, relató.

Según explicó, los campos de golf son uno de los más exigentes respecto a la variedad y calidad de césped. Tan es así que los greens habitualmente se cortan entre 2,70mm y 4mm dependiendo del tipo de césped como puede ser bentgrass, tifway, tifdwarf.

La variedad se trajo desde el exterior, se fue probando, tienen alturas específicas y manejos muy controlados. Al respecto, ejemplificó: “Cuando me refiero a manejos, por ejemplo todos los días del año se cuentan los greens, en cuanto a la fertilización no va cualquier producto, sino que se realizan análisis de suelo y de agua”.

Así como hay canchas de golf de primerísimo nivel, hay otras que son un poco más humildes porque no disponen de los mismos presupuestos. Aunque le tienen que dar al jugador lo mejor que puedan tecnológicamente. Todo está controlado por buenas prácticas, nadie aplica al azar ningún tipo de agroquímico, porque hay jugadores en forma constante, aclaró López.

El césped como protagonista

De acuerdo a lo comentado, las canchas de fútbol incorporaron muchas de las tareas realizadas en las de golf, mejorando notablemente su calidad. En este sentido, López comentó el proceso: “Las canchas se nivelan antes de implantar el césped, permitiendo escurrir el agua para dos lados o todos sus lados, igualmente se instalan sistemas de drenaje y riego”.

La base de las canchas es la bermuda común o híbrida y que se resiembra en  febrero/marzo con variedades específicas de ray grass, perdurando hasta diciembre y se corta generalmente en 50mm. Aquí también se hacen trabajos de fertilización, control de plagas, demarcación, aireación y dressing.

En sintonía, en las canchas donde se practica rugby se utilizan las mismas técnicas de mantenimiento que en fútbol. “Este deporte tiene el problema de la gran fricción que ejercen los jugadores en el suelo, por el largo de sus tapones”, consideró.

Siguiendo la clase de López, para mantener el césped adecuado se requieren determinadas condiciones de riego, buenos equipos, no es simplemente poner una nueva variedad, atrás de eso hay una maquinaria adecuada, fertilización y control de plagas continúo, profesionales que manejan muy bien las buenas prácticas. “No cualquiera hace cualquier cosa, todo está premeditado y pautado, hay un plan de trabajo anual, el cual se va siguiendo y si se van realizando correcciones”, precisó el experto.

Con respecto a las canchas de hockey, en los últimos años surgieron las de césped sintético, que fueron reemplazando a las de césped natural y así, se unificó la calidad de las superficies de juego.

Tabla de posiciones

En cuanto a la dificultad y el nivel de mantenimiento de las canchas, lideran la tabla los campos de golf, después las canchas de fútbol, luego las de tenis de césped (canchas que llevan muchísimo trabajo), y la lista continúa.

En las canchas de fútbol hay reglas que todos más o menos pautan, el césped tiene que tener determinado poder de cubrimiento, hay determinados tipos que no son aconsejables porque pueden enredar los tapones de los botines”, detalló el coordinador de la Comisión de Areas Verdes y Campos Deportivos del CPIA.

Los experimentados

Para López, la profesionalización de la tarea está generalizada, por ejemplo las canchas de golf compiten entre sí y los golfistas pueden ir a jugar a cualquiera de ellas dado que mantienen más o menos el mismo nivel. En este sentido, remarcó que “el grado de profesionalización de la actividad está atado al nivel económico de cada institución, pero dentro de lo que puedan van a intentar brindar lo mejor para el individuo que practica el deporte”.

Hay ingenieros agrónomos que se dedican a la revisión de los campos de golf, como Guillermo Busso que está en la Asociación Argentina de Golf (AAG), y en la comisión del CPIA, está Carlos de Martino que asesora canchas de fútbol, de golf, de polo, por mencionar algunos.

Hay muchos profesionales que están en esto y son ocultos, no se notan en la sociedad, se creen que una cancha de rugby, una de polo, de golf, es una simple persona que corta el césped y nada más que eso”, aclaró.

Desde el CPIA brindan capacitaciones sobre el mantenimiento de los campos deportivos y discuten sobre las nuevas tecnologías: ¿Hacia dónde vamos? ¿A qué canchas aspiramos? ¿Qué sistemas de riego hay?

Hacia el final del diálogo, López reflexionó y subrayó: “Creo que evolucionamos mucho y que la tecnología se fue dispersando no sólo acá, sino también en el interior. Hay muy buenas canchas de fútbol y de golf en todo el país y, eso es más que valiosoQueremos un país mejor, y creemos que el ingeniero agrónomo tiene muchísimo para hacer en ese campo“.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro