CLIMA
Rosario
viernes 20
Estado clima
| 11°

Mejorando

sábado 21
Estado clima
| 16°

Nublado parcial

domingo 22
Estado clima
| 16°

Nublado parcial

Interes general

Cinturones verdes periféricos: una conquista ecológica para la concentración urbana

La reconversión de las interfaces entre las áreas urbanas y rurales en sistemas agroecológicos es una tendencia en muchas ciudades de Argentina. Cómo trabaja Santa Fe al respecto.

Por Lorena Arroyo | Agrofy Agency

  • cinturones verdes perifericos conquista ecologica concentracion urbana
    El proyecto Cinturón Verde consiste en transformar las áreas periurbanas en producción de alimentos sustentables.

Aquellas zonas de granjas ubicadas en la periferia de las grandes ciudades, donde las señoras tenían su pequeña quinta, cría de gallinas, chanchos, pollos y alguna que otra vaca lechera, eran mucho más que una escena pintoresca. En conjunto, y sin tenerlo como propósito, conformaban lo que hoy se denomina cinturones verdes o zonas bufer o de amortiguamiento entre el área rural y la urbana que hoy, con el crecimiento poblacional y la presión inmobiliaria, desaparecieron dando lugar a muchos conflictos ambientales y de contaminación.

Hoy, de forma planificada, muchas provincias empiezan a fomentar mediante la provisión de insumos, capacitación y consensos la reconstrucción de estas fases de transición entre lo rural con lo urbano con la finalidad de proveer a su ciudadanía alimentos más saludables.

Desde julio de 2017 Santa Fe cuenta con el proyecto Cinturón Verde, Producción Sustentable de Alimentos,que consiste en acompañar procesos para transformar las áreas periurbanas de la ciudades de la provincia en producción de alimentos sustentables.

“Cada comuna que quiere adherir al programa firma un convenio y la provincia lo acompaña con líneas de financiamientos, para que los productores periféricos hagan la transición a lo agroecológico”, cuenta el ingeniero Antonio Lattuca, asesor técnico del programa,quien afirma que hay 35 localidades que ya firmaron entre las que están  Zavalla, Soldini, Chavás, Firmat, Murphy Pérez, Alvear,Villa Gobernador Gálvez, Arroyo Seco y San Jerónimo Sud”.

Soberanía alimentaria

“El proyecto cinturón verde plantea además que la ciudad pueda tener autonomía alimentaria con una producción propia donde se priorice en estas zonas periurbanas la producción de alimentos a través de unmodelo agroecológico”, comenta el ingeniero Raúl Terrile, coordinador del programa alimentario de la Secretaría de Producción Empleo e innovación de la Municipalidad de Rosario.

“Con un equipo técnico acompañamos a los distintos productores hortícolas para que se pase de usar insumos químicos a lo que llamamos tecnologías de proceso o de manejo, donde se manejan las relaciones entre los tipos de plantas e insectos del propio ecosistema  para generar un control natural”, explica Terrile.

Cuando las flores abrigan aliados

“Buscamos, por ejemplo, que en estas franjas todo el año haya flores”, afirma el ingeniero. Pero, ¿para qué?  “Porque le sirve de abrigo natural a lo que se llaman insectos benéficos o aliados, que son claves para el crecimiento de los cultivos. Entonces, cuando uno preserva el paisaje ya no es tan necesario el uso de agroquímicos, fomentado así estás zonas de amortiguación”, explica Terrile.

Para el control de plaga: corredores biológicos

El coordinador del programa afirma que usualmente en las zonas periurbanas convencionales hay solo soja, o en caso de horticultura grandes paños de acelga o lechuga  “muy fáciles de ser arrasadas por las plagas”, por eso aplican como barrera la ceración de corredores biológicos.

“Si hay un insecto que le gusta la lechuga, producimos un límite físico que pueden ser plantas aromáticas o hierbas espontáneas, entonces se lo confunde con olores y colores de manera de que no encuentre su objetivo”, explica el ingeniero sobre esta forma de producir de bajo impacto ambiental cercana a las ciudades.

Integración familiar

“Para los productores vivir en un ambiente más sano fue un cambio muy significativo en su familia porque, por ejemplo, antes no acercaban a sus hijos a los lotes productivos y hoy integran a su familia en el trabajo”, cuenta Raúl, para quien esto es un gran cambio debido a que “últimamente muchos horticultores al llegar a los setenta años daban el terreno en alquiler porque su familia no seguía con el emprendimiento y hoy lo empiezan a hacer de nuevo”, narra el asesor.

Ventajas ambientales para quienes viven en la ciudad

Lo que tiene como ventaja este tipo de producción es el servicio ambiental que brinda:  la posibilidad de acceder a alimentos sanos y libres de agroquímicos.

Cabe destacar que el proyecto Cinturón Verde se complementa el que aplica la Municipalidad de Rosario de agricultura urbana llevando los alimentos producidos en los cordones, a ferias y mercados de toda la ciudad que funcionan de manera continua con la intención permanente “de ampliarlos ya que cada vez más consumidores están sensibilizados con el tema”, explica Raúl.

Desafíos: uso turístico y valor agregado

“Quedan muy pocas hectáreas de producción agraria en Rosario. Estamos trabajando en un proceso de consenso para que queden como patrimonio agrario e incluso buscarle a eso usos turísticos”, concluyó Antonio Lattuca, quien también comenta que otro de los desafíos a partir de la producción de las zonas de amortiguación es “poder  darle valor agregado a lo transformando la materia prima en productos que tengan el sello que Santa Fe tiene de  producto agroecológico”.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro