La venta de sembradoras creció 12% durante 2017

Especialistas del INTA Manfredi repasan el comportamiento del mercado nacional y exportaciones de sembradoras en el 2017 y las innovaciones y tendencias en máquinas de siembra directa.

Por
01deMarzode2018a las15:52

Con un crecimiento del 12% respecto al año anterior y una serie de innovaciones que se presentaron en muchos modelos nacionales, el mercado de sembradoras argentinas cerró un año de importantes avances. 

Durante el año 2017 se comercializaron 2300 unidades, lo que representa un incremento del 12% respecto a las 2040 sembradoras que se vendieron en 2016. El mercado argentino de sembradoras está compuesto por 65 empresas en actividad (prácticamente todas de origen nacional). De ese total, 37 empresas están involucradas en la fabricación de equipos para la implantación de granos finos y gruesos, mientras que el resto son agropartistas.

Según datos de los relevamientos realizados por un portal especializado, la oferta totaliza 91 modelos, con más de 1000 versiones disponibles, atendiendo a las múltiples configuraciones de ancho de labor y distancia entre hileras. En rigor, en el listado de máquinas presentes en el mercado existen algunos modelos para granos finos con configuraciones de surcos intercalados a 35 cm o más entre hilera.

En la distribución territorial de las fábricas, Santa Fe ostenta un claro liderazgo con 27 empresas vinculadas al segmento (73%). Le siguen Buenos Aires con 6 empresas (16%) y Córdoba con 4 empresas (11%).

Argentina es líder mundial en adopción de Siembra Directa, abarcando el 93% del área de cultivo (34 millones de hectáreas). El mercado nacional está abastecido por fabricantes locales, especializados en la siembra directa, conformado mayoritariamente por PyMEs, generalmente de origen familiar. Más del 84% de las ventas se reparten entre 10 firmas nacionales, de las cuales 7 se quedan con el 70% del mercado, constituyendo la categoría de maquinaria agrícola más atomizada.

La participación de los equipos importados es baja, lo que se explica por las barreras naturales vinculadas a las especificidades de este producto, ya que el sistema de siembra directa requiere un diseño determinado de maquinaria.

Igualmente, el incremento de unidades importadas en el último tiempo es una luz amarilla de la industria nacional, ya que en el 2017 superó las 90 por su valor de mercado y representan el 9% de la facturación del rubro. También es muy importante el volumen y facturación de agropartes de precisión, distribuidores, kit de aumento de prestación y velocidad de siembra, motores eléctricos representados por Precision Planting y otros importadores por varios millones de dólares.

  Información relevada por Área Mecanización Agrícola de INTA Manfredi

 

Comportamiento del mercado de sembradoras durante el 2017 

Las sembradoras desarrolladas en Argentina son muy bien reconocidas en más de 28 países a donde se exportan. Se puede seguir creciendo en ventas bajo el lema de ser el país líder en esta tecnología a nivel mundial, con 93% del área sembrable trabajada con siembra directa y el 91% de las sembradoras construidas en Argentina.

Es importante destacar que las sembradoras son el rubro de mayor caída de inversión durante 2014-2015 y con recuperación en 2016. La caída del área de trigo y maíz es una parte de la explicación de la caída del mercado, pero existen varias causas aditivas que explican este fenómeno, entre ellas la falta de modernidad que justificara el cambio de una buena sembradora de 5 años por una modelo 2015. Recién en el 2016 se produjeron algunos cambios de paradigmas de diseño, mejorando la calidad de siembra, la velocidad de trabajo, la autonomía y facilidad de reabastecimiento, la facilidad y ancho de transporte, y el sistema de tolva única con asistencia de aire.

Al igual que en el 2016, las sembradoras del 2017 tuvieron un valor promedio dolarizado 15% superior al vendido hasta el 2015. Esto se debe al menor poder adquisitivo del dólar, al mayor ancho de las sembradoras vendidas y al incremento de equipamientos electrónicos con que se vendió cada unidad. Este hecho, sumado al incremento de unidades comercializadas, produjo que este rubro incremente su facturación en dólares en un 30%.

El mercado de sembradoras en el 2018

Para este año se espera un buen año de venta en este rubro. La caída de las ventas durante tres años consecutivos ha generado mayor necesidad de recambio, los productores entienden la necesidad de una buena siembra, uniformando la entrega de semilla y constante profundidad con un buen tratamiento de la semilla. Sumado a eso, el crecimiento del área de maíz y trigo será otro factor importante.

No olvidar que también habrá movimiento en el mercado de sembradoras de Siembra Directa para cultivos especiales que requieren atención específica como girasol, arroz, maní, algodón y garbanzo, entre otros.

Dentro de los supuestos del mercado figura la disponibilidad del crédito con tasas promocionales que ha reducido su oferta, los beneficios fiscales, el bono se redujo del 14 al 10%, el costo argentino que no para de aumentar (servicios), y por si faltaba algo la sequía que redujo en 15 M/t la producción total de grano, justamente el 70% del excedente de reinversión.

Estos supuestos negativos adicionados provocan un pronóstico de una caída del mercado de sembradoras en 2018 y 2019 del orden del 20% respecto a la inversión dolarizada del año 2017.

Argentina es un país semiárido y cuando aparece el efecto “Niña” (con menos lluvias a lo normal) la producción cae a niveles complicados, reduciendo totalmente la renta agropecuaria, y eso reciente las inversiones en maquinaria en forma directa.

El 2018 lo toma al productor saliendo de un buen 2017, resto de granos sin vender y alta capacidad de endeudamiento, buen precio de los granos y algunas líneas de créditos blandos del BNA permitirá palear en parte la caída de inversión; pero si en el 2019 sigue el efecto “Niña”, las reservas ya no existirán y la capacidad de endeudamiento tampoco, por lo tanto hay que estar a la expectativa de la situación climática 2018/19 porque el efecto del mercado de maquinaria puede ser más importante.

Innovaciones y tendencias en sembradoras

La tendencia del mercado es al aumento de las ventas de máquinas para grano grueso (monograno) en detrimento del chorrillo. La causa principal es que el productor desea sembrar todo con una sola sembradora grano grueso adaptada a trigo. El aumento del área de trigo, cebada y pasturas recuperará un nicho de mercado de sembradoras específicas en los próximos años.

La aplicación de fertilizante con la siembra será cada día menos decisiva en la compra de una sembradora. Los productores entendieron que el fertilizante que se aplica con la sembradora es en baja dosis y es un fertilizante con efecto arrancador. A futuro, el nitrógeno se aplicará de otra forma y el arrancador en base a fósforo y algo de azufre y ocasionalmente un micronutriente se aplicará en su gran mayoría en soluciones líquidas en la línea de siembra o en micro granulado concentrado. Aunque cabe aclarar que en el 2016 todavía el mercado solicitó sembradoras con fertilizante arrancador en la línea y muy poco de doble fertilización.

El fertilizante que se requiere en un lote para elevar su contenido crítico de fósforo no se aplicará con sembradoras y menos en banda, se aplicará al voleo y en forma uniforme en cobertura total, de allí el crecimiento de las ventas de fertilizadoras al voleo.

El requerimiento de máquinas con mayor capacidad operativa durante la implantación tiene su correlato en la disponibilidad de sembradoras que proponen una cobertura más amplia y lotes más grandes por una ganadería intensificada y el proceso de globalización fatal que elimina muchos pequeños y medianos productores. Si bien la mayor participación de la oferta todavía se ubica en versiones de 3 a 6 metros, el 37% de los modelos dispone de versiones de más de 10 metros de ancho de labor.

¿Cómo será la sembradora que buscará el mercado en los próximos años?

Los cuerpos de siembra seguirán siendo equipados con cuchillas de corte y remoción (turbo/acción) que serán cada día más específicas para cada tipo de suelo y con diseño de resortes con mejor copiado del terreno (las cuchillas estarán siempre solidaria al chasis independiente del cuerpo de siembra).

En este aspecto hay desarrollos locales novedosos que a través de sensores de altura del chasis respecto al suelo, regulan y mantienen la profundidad de corte de la cuchilla levantando o subiendo en forma automática la sembradora, respondiendo automáticamente a la uniformidad de penetración que el suelo y el rastrojo requieran; otra solución es tener cuchillas de presión constante.

Los trenes de siembra para Siembra Directa tendrán que sumar más facilidad de incorporación de kit barredores de rastrojo con dispositivos que permitan trabajar con presión regulable y ruedas de flotación. El paralelogramo del barredor será flotante y en lo posible de funcionamiento arrastrado. Es un elemento importante que merece más atención en el diseño, como kit de flotación y asistencia de copiado del terreno con suspensión y compensación.

Los fabricantes que en el 2020 no ofrezcan una sembradora con tren cinemático que muevan los distribuidores en forma eléctrica guiados por softwares de funcionamiento inteligente, posiblemente quedarán fuera del mercado

Temas en esta nota

Seguí leyendo