La soja se prepara para su cuarta semana consecutiva de ganancias

Chicago opera con alza en este cultivo y la sequía en Argentina genera mayores perdidas. Desde la Bolsa de Buenos Aires recortaron nuevamente las estimaciones.

Por
Esta cosecha tiene una estimación de 13,5 mill.tt. menos que la anterior.

Esta cosecha tiene una estimación de 13,5 mill.tt. menos que la anterior.

02deMarzode2018a las09:33

En el mercado de Chicago la soja acumula cuatro semanas consecutivas de subas, motorizada por la sequía en Argentina y las pérdidas productivas que ha desatado. La BCBA ahora proyecta 44 mill.tt., 13,5 mill.tt. menos que el año pasado. Además con pronósticos que no muestran grandes acumulados de lluvias no se descartan futuros recortes, igualmente la perspectiva de 10 a 15 días ha mejorado levemente mostrando ahora precipitaciones de hasta 50 mm. La menor oferta de Argentina ha despertado a las exportaciones norteamericanas, que se encontraron esta semana por encima de lo esperado, así como también las declaraciones de ventas diarias de Norteamérica.

Otro factor latente en las cotizaciones del poroto es que se teme que haya represalias por los cambios en la políticas comerciales de Estados Unidos. Ayer Donald Trump anunció la imposición de aranceles a la importación del acero y el aluminio y esto ya ha ocasionado que India incremente los aranceles a la importación del aceite de palma. Podría haber alguna reacción similar por parte de China, que es un exportador de estos productos y en forma de represalia podría imponer impuestos a la importación de commodities. Este nuevo factor se suma a los los problemas productivos en Argentina que vienen traccionando a los precios de la harina de soja en China.

En el caso del maíz ha comenzado la cosecha a nivel local, con rindes por debajo de lo esperado. En el cereal se ha visto también una gran caída en la condición de los cultivos, aunque se mantuvieron las estimaciones de producción.

Finalmente el trigo subió un 11,3% en lo que va de la semana y está en camino de registrar su mayor ganancia semanal desde junio de 2015, impulsado por el clima seco que azota los cultivos en las llanuras de EEUU.

Temas en esta nota

Seguí leyendo