Luego de lluvias generalizadas, comienza la semana con temperaturas cálidas

El comienzo de abril llega con condiciones veraniegas y hacia el fin de semana se esperan precipitaciones aisladas con milimetrajes más generosos.

Por
En el recorte de imagen satelital, se aprecian coberturas de nubes bajas sobre el centro este del país

En el recorte de imagen satelital, se aprecian coberturas de nubes bajas sobre el centro este del país

03deAbrilde2018a las08:15

Las últimas jornadas de marzo y las primeras de abril, mostraron un predominio de condiciones ambientales veraniegas, con un momento de mucha inestabilidad entre la última parte del sábado y el comienzo del lunes. Dentro de este período y principalmente durante el último domingo se desarrollaron algunas tormentas de importancia pero sectorizadas, en el centro oeste bonaerense, en la parte central del norte de esta provincia, en el norte de San Luis y en áreas de Salta y Misiones.

También en el sudoeste entrerriano se dieron algunas lluvias, pero con mayor dispersión de milimetrajes. El comienzo de la semana laboral, presenta temperaturas que se pueden asociar a registros normales, algo más cálidos del centro para el norte del país. Se reportan neblinas desde gran parte de la región pampeana, aunque sólo en áreas del centro de Buenos Aires, centro sur de Córdoba y el sur de Santa Fe, las mismas califican como nieblas y provocan importante disminución de la visibilidad.

En el recorte de imagen satelital, se aprecian coberturas de nubes bajas sobre el centro este del país, las cuales en menor medida también afectan la provincia de BA. En gran parte del área de cobertura, esta nubosidad se volverá parcial a medida que avance la mañana. Con el correr de los días se espera que el tiempo se vaya inestabilizando y adelantando algo la frecuencia que se viene observando en el último mes, un nuevo sistema frontal se desplazará por la región pampeana durante el jueves y viernes.

En principio gran parte de la franja central y posiblemente todo el este de BA, reciban precipitaciones. Las mismas mantendrían las características que se vienen observando, es decir, un predominio de lluvias modestas con zonas reducidas donde pueden acumularse precipitaciones más generosas. Si este comportamiento sectorizado lograse imponerse a gran escala con los pasajes frontales, estaríamos frente a un escenario más promisorio de cara al desarrollo de abril.Por lo pronto la aleatoriedad en la oferta de agua no da ninguna garantía de recuperación generalizada.

Temas en esta nota

Seguí leyendo