El centro este de la región pampeana será el epicentro de las precipitaciones

Más allá del ambiente húmedo, ingresamos en un período de mucha actividad, con importante potencial para el desarrollo de sistemas precipitantes.

Por
En el recorte de imagen satelital, se aprecia una extendida banda franja de nubosidad que se despliega desde el sur del NOA hasta el norte de Buenos Aires.

En el recorte de imagen satelital, se aprecia una extendida banda franja de nubosidad que se despliega desde el sur del NOA hasta el norte de Buenos Aires.

26deAbrilde2018a las08:57

La jornada de hoy comienza repitiendo la continuidad del escenario húmedo que se ha venido imponiendo en los últimos diez días. Las nieblas y neblinas se ven muy favorecidas para su despliegue. Observemos que los niveles de humedad en las capas de la atmósfera cercana a la superficie es tan elevado que sólo basta un ligero enfriamiento nocturno para que se disparen los fenómenos de condensación, es decir, la atmósfera tiene un alto potencial de saturación de humedad y con ligeros enfriamientos, esta situación se concreta.

Dentro de este contexto, cualquier perturbación que transite la franja central del país, encontrará el camino allanado para generar precipitaciones. Esta situación se diferencia claramente con lo que sucede en el noreste del país y las zonas agrícolas de Paraguay y Brasil, donde la estabilidad es la característica predominante. En el recorte de imagen satelital, se aprecia una extendida banda franja de nubosidad que se despliega desde el sur del NOA hasta el norte de BA.

Esta nubosidad es generada por un eje de baja presión que se origina en el NOA y se desplaza hacia el centro del país. Teniendo en cuenta los altos niveles de humedad en superficie, los movimientos verticales que promueve la perturbación dinamizan la condensación en la primera capa de la atmósfera y genera este extendido manto nuboso.

Por lo pronto no se reportan precipitaciones de importancia en el área de cobertura, pero no se descartan lloviznas y lluvias menores en el área a lo largo del día. Más allá del ambiente húmedo, ingresamos en un período de mucha actividad, con importante potencial para el desarrollo de sistemas precipitantes.

Entre el viernes y el domingo, las lluvias se desplegarían ganando territorio desde la provincia de Buenos Aires hacia el resto de la región pampeana. El centro este de la región será el epicentro de los acumulados más importantes en este cierre del mes de abril.

Temas en esta nota

Seguí leyendo