Trump anunció un nuevo arancel a productos chinos y reavivó la guerra comercial

El gobierno norteamericano impuso un impuesto del 25 por ciento a tecnología proveniente del país asiático. Tras conocerse este anuncio el valor de la soja cayó en Chicago.

Por
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino Xi Jinping.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino Xi Jinping.

30deMayode2018a las08:38

El presidente de EE.UU. Donald Trump finalmente decidió imponer un arancel del 25% a un extenso listado de artículos tecnológicos provenientes de China que en conjunto representan importaciones equivalentes a 50.000 millones de dólares por año.

El listado completo de bienes que serán incluidos en el bloqueo comercial –según un comunicado difundido hoy por la Casa Blanca– será comunicado el próximo 15 de junio.

También se anunció que el próximo 30 de junio “EE.UU. impondrá restricciones específicas a inversiones chinas, además de reforzar controles para personas y organizaciones chinas que deseen importar tecnología estadounidense considerada crítica”.

El anuncio de Trump promovió una caída de las cotizaciones de los contratos futuros de soja en el mercado de Chicago (CME Group). La posición Soja Agosto 2018 CME cerró hoy martes en 380,3 u$s/tonelada con una baja de 4,0 u$s/tonelada respecto de ayer lunes, mientras el contrato Noviembre 2018 CME cerró en 383,0 u$s/tonelada con una baja de 4,0 u$s/tonelada.

La “guerra comercial” comenzó cuando a comienzos de marzo pasado Trump decidió imponer aranceles del 25% y el 10% a las importaciones de acero y aluminio –respectivamente– provenientes de todas las naciones del mundo menos México y Canadá. Posteriormente se aplicaron excepciones a otros países menos a China.

La respuesta del gobierno chino, a modo de represalia, fue aplicar un arancel adicional del 25% sobre el valor CIF de las importaciones de productos porcinos provenientes del EE.UU. y del 15% sobre la champaña, el vino embotellado y frutas, entre otros productos.

Posteriormente Trump firmó un memorando en el cual sentó precedentes para establecer restricciones arancelarias a una extensa serie de productos proveniente de China. Ante ese escenario, la Comisión de Tarifas de Aduanas del Consejo de Estado de China comunicó que, si la nueva barrera proteccionista estadounidense se hacía finalmente efectiva, impondría un arancel del 25% a las importaciones de 106 bienes –entre los cuales se incluyen soja, vehículos y productos químicos– provenientes de EE.UU.

A modo de adelanto, a mediados de abril las autoridades del Ministerio de Comercio de China impusieron derechos antidumping provisionales contra el sorgo proveniente de EE.UU. para bloquear el ingreso de ese producto.

Luego de bloqueo al sorgo estadounidense, ambas naciones iniciaron negociaciones para poner paños fríos a la escalada del conflicto y todo indicaba que no habría más capítulos por seguir en la “guerra comercial” iniciada por Trump. De hecho, el 18 de mayo el gobierno chino –como gesto de buena voluntad– anunció que daría de baja la aplicación de derechos antidumping contra el sorgo estadounidense. Pero hoy el presidente de EE.UU. decidió subir la apuesta para reiniciar el conflicto.

El Ministerio de Comercio de China, por medio de un comunicado publicado en la agencia oficial Xinhua, indicó que la medida anunciada por Trump es contraria al consenso alcanzado por los negociadores de ambos países  en las últimas semanas y agregó que el anuncio resulta “inesperado”.

“Más allá de cuáles sean las medidas que tome EE.UU., China tiene la confianza, la capacidad y la experiencia necesaria para defender los intereses de sus ciudadanos y del interés crítico de la nación”, indicó.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo