El Sembrador: una escultura histórica que homenajea el trabajo del campo

75 años de historia se cumplieron desde que se creó la obra monumental emplazada en la avenida Belgrano, la antigua zona portuaria de la costanera rosarina

Por |
La obra tiene un gran valor simbólico porque representa lo que somos: hijos de la pampa gringa, sembradores de trigo, ciudad-puerto.

La obra tiene un gran valor simbólico porque representa lo que somos: hijos de la pampa gringa, sembradores de trigo, ciudad-puerto.

31deJuliode2018a las12:32

Hay lugares de los cuales no sabríamos su historia si no existiera una huella que nos dé el indicio. Esto ocurre con la obra monumental El sembrador,  creada por Lucio Fontana y Osvaldo Raúl Palacios inaugurada hace 75 años, el 20 de julio de 1943, en Avenida Belgrano entre Pellegrini y San Juan en la ciudad de Rosario. Esta obra es resultante de un concurso patrocinado por la Asociación de Comerciantes de Rosario, organizado en el marco del “Plan Repetto” con el fin de embellecer la avenida y clausurar una pendiente por donde se importaba carbón desde Inglaterra.

En conmemoración de su 75° aniversario, la Municipalidad de Rosario,  a través de las Secretarías de Turismo, de Ambiente y Espacio Público, Planeamiento, Cultura y Educación, y Obras Públicas, pusieron en valor la gran trascendencia de El Sembrador para el patrimonio local y, particularmente a Lucio Fontana como pionero del arte contemporáneo internacional.

En el acto conmmemorativo, la intendente de Rosario Dra. Mónica Fein expresó que la obra tiene un valor artístico pero también de identidad ya que consta de un valor económico inmenso pero fundamentalmente simbólico, porque representa lo que somos: hijos de la pampa gringa, sembradores de trigo, ciudad-puerto.

La escultura es alusiva a la figura de la persona que siembra que aparece solitaria con una movilidad vigorosa y amplia en la acción de esparcir el trigo que lleva en la bolsa. En su composición, se pueden ver también los barcos que se insinúan en el horizonte, los silos elevadores y las aves que siguen al campesino. En relación con el plano expuesto, está tratada con un relieve esbozado que adquiere mayor fuerza en razón de la profundidad en la que está empotrado.

Está integrada por treinta placas constituidas por una mezcla de cemento con arena gruesa, vidrio molido y óxido de hierro, que le da la coloración rojiza. Las placas fueron moldeadas por el formador Manuel Nuche, en respuesta a la permanente inquietud de Fontana por experimentar e innovar.

¿Por qué se creó?

El intendente municipal Agustín Repetto configuró un plan para embellecer la avenida Belgrano entre las bajadas de la calle San Juan y la avenida Carlos Pellegrini. Los trabajos incluían un ordenamiento de la barranca, la construcción de la escalinata que conecta lo que actualmente es el parque Urquiza con la esquina de las avenidas Belgrano y Pellegrini y la clausura de la pendiente por donde hasta 1899 se subió desde el puerto el carbón mineral importado de Inglaterra para el Ferrocarril Oeste Santafesino. Dicha pendiente terminaba en una muralla que sostenía el alto talud de tierra y conformaba un túnel por encima del cual pasaba una angosta calle, la estructura arquitectónica a intervenir por los artistas.

Para ello, en 1941, se realizó un concurso público-privado patrocinado por la Asociación de Comerciantes de Rosario cuyos ganadores fueron Lucio Fontana y su colega y joven amigo Osvaldo Raúl Palacios. Disponían de ese gran arco abierto en el amplio muro, articulado por una doble cornisa de más de 30 metros de largo a 12 metros de altura. Embutido en ella ubicaron el espacio plástico de 8,10 metros de ancho por 8,80 metros de alto, fuertemente moldurado, por lo cual el relieve quedó aún más retirado.

Lucio Fontana es un reconocido pintor y escultor ítalo-argentino  que vivió en Rosario donde se conservan cuatro obras suyas en el Museo Castagnino (incluyendo la emblemática Concepto espacial) y una escultura en bronce (El pueblo de Rosario a Juana Elena Blanco) en el cementerio El Salvador.

Un viaje en el tiempo

Cuando uno contempla El sembrador puede rememorar el impacto del movimiento agropecuario propio de los comienzos de la ciudad de Rosario. Entre sus antecedentes históricos, figuran el primer gran embarque de trigo a Europa (1878), que salió del muelle allí existente, y la vieja Estación del Ferrocarril Oeste Santafesino (1893), de la que parte un túnel que cierra con el bajorrelieve del Sembrador.

Está ubicado en las inmediaciones del Parque Urquiza, que continúa la topografía natural de la barranca. Sus principales atracciones son el Complejo Astronómico Municipal constituido por el Planetario, el Observatorio y el Museo Experimental de Ciencias, y el Anfiteatro Municipal Humberto De Nito réplica de un teatro griego, con capacidad para 3.000 espectadores que próximamente se reinaugurará totalmente restaurado.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo