Santa Fe: El maíz finaliza una pobre campaña pero con mucha expectativa por la nueva

La región centro y norte de la provincia mostró una cosecha del 90 por ciento, con lotes que rindieron 55 qq/tn. Por su parte el trigo sigue en proceso de implantación y ya supera el 90 por cinto.

Por
15deAgostode2018a las11:31

Los pronósticos enunciados se cumplieron parcialmente, las condiciones de estabilidad, bajas temperaturas, escasa nubosidad, bancos de niebla y heladas, fueron las características climáticas que predominaron en la semana. Éstas alternaron con un par de días de inestabilidad climática, con lloviznas y precipitaciones de bajos montos pluviométricos que fluctuaron entre 01 y 10 mm, particularmente en los departamentos del noreste y sureste del área de estudio; condición que mantuvo los porcentajes de humedad ambiente, relativamente medios a altos.

Las tareas realizadas en la semana

  • En los departamentos del norte del área, favorecidos por las condiciones ambientales, continuó el proceso de siembra del girasol con buena disponibilidad de agua útil en la cama de siembra.
  • Prosiguió lento el ritmo y el movimiento de las cosechadoras, que avanzaron sobre los lotes de maíz de segunda, regulados por los porcentajes de humedad ambiente y del grano, que continuó sin disminución a valores óptimos. Lográndose un grado de avance del orden del 90 %.
  • De acuerdo con los estados fenológicos de los cultivares de trigo, continuaron las aplicaciones de fertilizantes nitrogenados. 

Los perfiles de suelos continuaron manifestando una óptima carga de agua y su disponibilidad.

Las perspectivas en marcha de la campaña fina y el comienzo de la gruesa, con el girasol y muy puntualmente el maíz de primera, continuó demostrando gran disposición y actitud por parte del sector productivo, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Maíz tardío (de segunda)

El proceso de cosecha continuó regulado por las condiciones ambientales y los porcentajes de humedad ambiente y de grano (17 a 23 %), que rantelizaron el ritmo en comparación con la semana anterior. 

Éste presentó un grado de avance del orden del 90 %, con un progreso en la semana de 10 puntos y en comparación con la campaña pasada un adelanto de 3 puntos. Los gastos de secada, para el acondicionamiento del cereal continuaron, siendo el indicador extra, que se presentó desde el comienzo y un costo más, ante la pobre campaña.

En la semana se obtuvieron los siguientes rendimientos promedios mínimos que fluctuaron entre 10 – 25 – 30 qq/ha y rendimientos promedios máximos entre 45 – 50 qq/ha, con máximos en lotes puntuales de 55 qq/ha. Estos resultados continuaron reflejando los diferentes escenarios en los que se desarrolló el cultivo y sus consecuencias.

Trigo

Con el transcurso de los días y con la evaluación de las condiciones ambientales registradas, calificadas como óptimas, con disponibilidad de agua útil en los suelos, buena muy buena nutrición y temperaturas bajas (frío), uniformidad de lotes, muy buen stand de plantas y procesos de fertilización concretados, fueron los indicadores que dieron un sostenido aumento a las expectativas en el sector productivo, que hace tiempo no se percibía por este cultivo.

Un 90 % de lo implantado presentó estado bueno a muy bueno con muchos lotes en estado excelente, un 7 % en estado bueno a regular y un 3 % en estado regular. 

Este último porcentaje fue consecuencia de la frecuencia de heladas, particularmente en los lotes con cultivos de ciclo intermedio y cortos, escaso a mínimo desarrollo vegetativo, donde se reflejó el impacto de las bajas temperaturas y no estuvo mostrando recuperación hasta la fecha.

No se detectó la presencia de enfermedades ni plagas

Girasol

Bajo condiciones ambientales casi óptimas, fue avanzando la incorporación de lotes al proceso de siembra del cultivo, el cual presentó un grado de avance del orden del 30 %, representando aproximadamente 38.000 ha, principalmente en los departamentos del norte, en mayor proporción los del noreste del área de estudio.

La intención de siembra representaría aproximadamente unas 124.000 ha.

Se observó que el proceso de emergencia estuvo retrasado, consecuencia de las bajas  temperaturas registradas y con ciertos interrogantes ante la probabilidad de heladas tardías.

Ante los pronósticos de estabilidad climática, continuarían los movimientos de equipos y maquinas sembradoras en los departamentos del norte santafesino.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo