CLIMA
Rosario
viernes 24
Estado clima
| 18°

Soleado

sábado 25
Estado clima
| 18°

Nublado parcial

domingo 26
Estado clima
10° | 19°

Nubosidad variable

Granos

La baja proteína: un tema de preocupación para la cadena de la soja

La baja proteína de la soja argentina es un tema de preocupación para la industria, exportación y para la cadena de la soja en general.

Por Agrofy News

  • baja proteina tema preocupacion cadena soja
    El Profat (proteína+aceite) varía en función de la cantidad de proteína y aceite de cada año y de cada región sojera.

La expansión de la demanda mundial de harina de soja está acompañada por una intensificación de los requerimientos nutritivos, lo que implica que los consumidores se están volviendo más estrictos en cuanto al tenor proteico que debe poseer la harina que se comercializa.

Contrariamente, en nuestro país se viene verificando una caída en el tenor proteico de la soja, que dificulta la obtención y el procesamiento de harinas de gran calidad.

En el relevamiento a cosecha en acopios y cooperativas de la Zona Núcleo Sojera que viene realizando desde hace 21 años el personal del Laboratorio del INTA Marcos Juárez se puede observar cómo viene cayendo la proteína en forma sistemática año tras año, mientras que el aceite se mantiene en niveles altos.

Las condiciones ambientales en llenado de grano son fundamentales en la expresión de la cantidad de proteína que se correlaciona inversamente con rendimiento.

Años húmedos favorables a la formación de mayor número de granos y altos rindes o años con estrés calórico e hídrico en formación de granos que se interrumpe el llenado completo del grano en forma temprana y por lo tanto la síntesis de proteína, son indicadores de baja proteína en los granos.

Calidad Industrial de la Soja en la zona Núcleo-Sojera. Campañas 1997/98 a 2017/18

baja proteina tema preocupacion cadena soja

De esta forma, desde el INTA Marcos Juarez advierten que si este proceso de pérdida de calidad continúa habrá dos consecuencias negativas:

  • Un problema real de corto plazo, los descuentos de precio aplicados por los importadores por la menor calidad proteica de la harina, que reducirán el valor de nuestras exportaciones
  • Un posible problema mayor en el largo plazo, la pérdida de participación de Argentina en el mercado mundial de harina de soja, desperdiciando sus ventajas comparativas.

"Para enfrentar estas problemáticas, en nuestro país se deben impulsar proyectos biotecnológicos que apunten a genotipos cuyo objetivo principal sea el aumento del nivel de proteína sin afectar el rendimiento y mejorar el manejo del cultivo", señalaron desde el INTA Marcos Juarez.

"Como la influencia ambiental es muy grande en su expresión, la genética juega un rol importante para no descuidar este parámetro", agregaron.

En este sentido, recomendaron cautela al proponer bonificaciones y rebajas por nivel de proteína, ya que termina siendo el productor quién pague las consecuencias de la caída de la proteína.

"Además de la elección del cultivar y buenas prácticas de manejo del cultivo, no es mucho lo que puede hacer para revertir esta tendencia, ya que el resto depende en alto porcentaje del ambiente que es un aspecto no controlable por el productor", concluyeron.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro