CLIMA
Rosario
martes 20
Estado clima
13° | 30°

Nublado parcial

miércoles 21
Estado clima
15° | 32°

Nublado parcial

jueves 22
Estado clima
19° | 28°

Lloviznas aisladas

Interes general

Qué hacer para evitar incendios en el campo

El 70% de los incendios rurales son producidos por el hombre y el 30 % restante por causas ambientales. Alejandro Pezzola, del INTA H. Ascasubi, brinda consejos para reforzar la prevención.

Por Lic. Alejandro Pezzola | E.E.A. Hilario Ascasubi

  • que hacer evitar incendios campo
    En la temporada estival 2016/2017 se quemaron más de 3.000.000 ha en el espinal y monte.

Los incendios de pastizales y arbustales abiertos acarrean un alto impacto económico que afecta las finanzas de los productores y del ámbito gubernamental. Por sus características, los daños no se circunscriben a una región o a un ambiente en particular y no respetan límites políticos. Responden a patrones espaciales modulados por las condiciones climáticas, el combustible acumulado y la actividad humana.

El fuego es un elemento de la naturaleza que acompaña al hombre desde los inicios de su existencia. Se lo utilizó como una herramienta tecnológica para el manejo de los pastizales o como avance de la frontera agrícola, incorporando tierras para la agricultura. 

Los incendios rurales comprenden la propagación del fuego en un ambiente natural o antropizado, sin la posibilidad de control del hombre, con efectos no deseados para los recursos naturales y las mejoras rurales.

En la región del sudoeste bonaerense se alternan periodos de tiempo seco con otros muy húmedos. En estos últimos, la acumulación de vegetación en el estrato herbáceo de diámetro inferior a 5 mm es combustible para los incendios rurales si luego, acontecen periodos de sequias extremas y extensas. La biomasa herbácea acumulada por encima de los 300-500 kilos de materia seca por hectárea (kgMS/ha), es esencial para que el fuego se propague y ardan los arbustos. 

Entre los factores que facilitan el combate del fuego, el manejo del material vegetal fino para evitar la propagación del fuego y el mantenimiento de cortafuegos (área sin vegetación) son fundamentales como vías estratégicas para el ataque y defensa de manera segura.

Las zonas más afectadas por los incendios concuerdan principalmente con las áreas destinadas a la actividad ganadera. El pastoreo, la labranza y el fuego, producen cambios profundos en la modelación del paisaje, fauna y en la estructura de la vegetación.

Según las conclusiones del Taller multisectorial realizado en el INTA H. Ascasubi durante octubre de 2017, uno de los aspectos más destacados fue que los incendios rurales son socioambientales. Se concluyó que el 70% de los incendios rurales son producidos por el hombre y el 30 % restante por causas ambientales. También, se resaltó que el origen del fuego muchas veces estuvo relacionado con la época o estación del año y los lugares turísticos o de mucho tránsito.

Entre los factores que complicaron el accionar durante el combate del fuego, se enumeró la escasa accesibilidad a los campos, la ausencia de cortafuegos, de reservorios de agua y de caminos internos para llegar al foco. También, resaltaron la dificultad de coordinación entre jurisdicciones provinciales, de comunicación entre los bomberos debido a las diferentes frecuencias radiales y la necesidad de guías para llegar al lugar del evento. 

Propuestas para mejorar la prevención de incendios

Respecto de las prácticas para reducir la acumulación de materia vegetal combustible, los grupos de trabajo del taller multisectorial coincidieron en la realización y/o limpieza  de picadas, alambrados y cortafuegos, el manejo adecuado del pastoreo, la rotación de cultivos y la contemplación de los momentos oportunos  para la realización de las quemas controladas. 

Entre las acciones para mejorar la gestión en la prevención de incendios, en el taller antes mencionado se señalaron, la reglamentación de la ley de manejo del fuego provincial, el cumplimiento de ordenanzas, la coordinación municipal y provincial para establecer protocolos que permitan la activación de los grupos de trabajo (jefes de incendios, defensa civil, bomberos, policía rural, etc.). Complementariamente, la formación de brigadistas, el acceso a información meteorológica, imágenes satelitales precisas, la difusión y la concientización de las medidas  preventivas. 

Es temporada de incendios y se deben extremar los cuidados:

  • Mantener los cortafuegos limpios de vegetación (verde o seca) mediante labores con arado o rastra de discos, en una franja de 8 m a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte.
  • En potreros linderos a rutas o líneas férreas, realizar cortafuegos de 20 m, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación.
  • Mantener limpias las banquinas de las rutas. 
  • En el interior del establecimiento los márgenes de alambrados deben estar  libres de vegetación.
  • Al realizar quemas controladas de potreros, dar aviso con 72 h de antelación a los cuarteles de bomberos más cercanos y  comunicar a los vecinos. 
  • Tener presente los parámetros de: temperatura, humedad relativa y  viento para realizar quema controlada. Consultar los pronósticos climáticos. Considerar que con vientos que superen los 20 km/h es muy difícil controlar una quema de pastizales.
  • Alertar sobre el manejo de maquinaria agrícola y herramientas que produzcan calor o chispas. Limpiar las cosechadoras en lugares sin vegetación. Realizar cortafuegos en zonas de almacenamiento de rollos o fardo de pasto.
  • En el área urbana en baldíos y zona perimetral controlar la vegetación espontanea. 

Precauciones: no realizar quema de pastizales, no quemar residuos de arbustal o pastos; si se encienden fogatas no marcharse hasta no estar seguro que el fuego se apagó por completo. 

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro