Primera estimación de la campaña: el trigo va por un nuevo récord, pero con menores ingresos

Se conocieron las primeras estimaciones para la nueva campaña fina, en donde espera una cosecha récord de trigo. Del lado negativo los menores precios dejarán un menor aporte a la economía.

Por
Se lanzó la campaña fina en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Se lanzó la campaña fina en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

10deAbrilde2019a las10:43

Las primeras estimaciones para el ciclo 2019/20 muestran que los productores continuan apostando a los cultivos de fina más allá de la reciente caída en los precios y la menor competitividad producto del regreso de los derechos de exportación.

Esteban Copati, Jefe de Estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, destacó durante el lanzamiento de la Campaña Fina el buen contexto de cara al nuevo ciclo y proyectó una superficie récord de 6,4 millones de hectáreas de trigo con un rinde promedio de 32 qq/ha, lo que dejaría una producción total de 20,6 millones de toneladas.

En el caso de la cebada la superficie registraría una leve merma y la producción alcanzaría 4 millones de toneladas contra 4,2 millones de la campaña anterior.

De esta forma la Bolsa de Cereales proyectó para la campaña 2019/20 un área total de 7,4 millones de hectáreas a implantarse con trigo y cebada, un 2,8 % por encima del ciclo previo.La Bolsa de Cereales proyectó para la campaña 2019/20 un área total de 7,4 millones de hectáreas a implantarse con trigo y cebada, un 2,8 % por encima del ciclo previo.

En conjunto, ambos cereales de invierno aportarían un nuevo récord de producción al alcanzar un volumen total de 24,6 millones de toneladas.

"Estamos saliendo de una cosecha gruesa muy importante con 46 millones de toneladas de maíz y 53 millones de toneladas de soja", destacó Copati. Esto alienta una mayor superficie en combinación con la buena humedad de los suelos y precios que, si bien son menores contra el ciclo anterior, se ubican por encima del promedio.

El control de malezas y la necesidad de controlar las napas en zonas afectadas por inundaciones como Chaco y Santa Fe también alientan esta nueva estimación récord.

El contexto de precios indica que la caída reciente deja a los valores de la actual campaña un 10% por debajo de la campaña anterior, pero aun por encima del promedio de las últimas cinco campañas.

Las estimaciones de la entidad porteña muestran que bajo el actual esquema de precios en las zonas núcleo se necesita entre el 60 y el 80% del rinde promedio para cubrir costos, un porcentaje que crece a medida que nos alejamos de los puertos. Además, en el planteo de la campaña la combinación trigo/soja de segunda sigue siendo la más atractiva.

Esta mayor producción va de la mano de una mayor aplicación de tecnología. Sofia Gayo, del Departamento de Investigación y Prospectiva de la entidad proteña destacó que el consumo de fertilizantes crecerá hasta un 7% y alcanzará 1,4 millones de toneladas.

Por otro lado, también se espera un crecimiento en el uso de semillas fiscalizadas para llegar a los 760 mil toneladas y un consumo hasta 5% superior en el uso de fungicidas.

 

Aporte a la economía

A pesar de las mayores estimaciones de cosecha, el Producto Bruto que generan los cultivos de fina caería por los menores precios. En el caso de la cebada se suma una menor superficie, mientras que para el trigo la mayor producción no llega a compensar la caída en las cotizaciones.

En este sentido, el Valor Bruto de Producción alcanzaría US$ 10.266 millones en la nueva campaña fina, pero registraría una caída del 4% contra la campaña anterior.

Por otro lado, la recaudación de la cadena caería un 4% hasta los US$ 1.083 millones. En tanto, las exportaciones aportarían US$ 3.507 millones, mostrando una caída del 6%.

Agustin Tejeda, economista Jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires comentó el impacto de las retenciones y explicó que sin derechos de exportación se podrían haber producido un millón de toneladas más de trigo. Cabe señalar que la siembra de este ciclo será la primera bajo el nuevo esquema de derechos de exportación.

Tejeda destacó el potencial del cultivo a largo plazo analizando los posibles impactos de la implementación de distintas políticas relacionadas con el desarrollo y adopción de tecnologías y mejoras en logística e infraestructura. “Argentina podría duplicar la tasa de crecimiento esperada en la producción de trigo para los próximos 10 años” señaló el economista.

“El principal desafío se encuentra en los mercados internacionales”, agregó. 

Temas en esta nota