Para recibirse, crearon una revolucionaria secadora móvil de alfalfa

Tres estudiantes de ingeniería desarrollaron una maquina que permitirá acortar el tiempo de secado del forraje. La presentación del proyecto formó parte de sus tesis que les permitió recibirse de ingenieros en la Universidad Nacional del Nordeste.

Por
10deMayode2019a las12:20

De un pedido del INTA Las Breñas surgió un proyecto que beneficiará a los pequeños productores del norte argentino. Tres jóvenes estudiantes de ingeniería desarrollaron una secadora móvil para forraje que permitirá acortar los tiempos.

Renzo Spotorno, Tabaré Miranda y Julio Zanenga se recibieron en la carrera de ingeniería con la presentación de este proyecto en la Universidad Nacional del Nordeste.

En una visita que realizaron los estudiantes a la estación del INTA, percibieron que el secado del forraje se hace de forma artesanal y que el clima es un factor fundamental. De esta manera, vieron una solución a esta situación planteando un equipo montado en un camión que hará el secado facilitando este proceso.

El dispositivo permitirá un secado más controlado, con regulación de la temperatura y un monitoreo continuo del proceso.

La alfalfa ingresa al secador por un sistema de cinta transportadora evitando someter a la planta a cualquier tipo de acción violenta.

Renzo Spotorno explicó en ChacoTV que el primer problema con el que se enfrentaron fue que el sistema fuera transportable. “Llegamos a la conclusión de que el valor de la máquina es de $ 5 millones”, agregó.

Por su parte, Tabaré Miranda comentó que como es una maquinaria móvil, resutaría conveniente para un grupo de pequeños productores que se organicen para su funcionamiento. Además subrayó que de esta manera el costo de inversión por productor es mucho menor.

Secadora móvil

Esta maquina tiene capacidad para secar la producción de alfalfa de 50 hectáreas. La secadora de flujo continuo tiene un caudal promedio de alfalfa de 1000 kg/h, para una demanda de 2500kg de materia seca por hectárea. De esta manera se lograría disminuir la humedad desde el 45% hasta 20% en un tiempo menor que el de forma artesanal.

Los estudiantes optaron por un quemador de GLP, que tiene mayores dimensiones.

El proyecto destaca la ventaja de la deshidratación mecánica de la alfalfa ya que reduce las pérdidas del valor nutritivo a lo largo del proceso.

Temas en esta nota

Cargando...