La Pampa prohibió el uso de dos herbicidas

El Ministerio de Producción prohibió la comercialización y almacenamiento del fitosanitario 2.4D en su formulación éter butílico e isobutílico. El 10 de agosto entra en vigencia la medida y habrá "tolerancia cero".

Por
03deJuniode2019a las13:00

La Pampa, a través del Ministerio de Producción prohibió la comercialización y almacenamiento del herbicida 2.4D, en su formulación éter butílico e isobutílico. La medida entra en vigencia a partir del 10 de agosto, a pesar de que la disposición se publicó el 10 de mayo.

La decisión fue tomada por la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (CO.PRO.SA.VE.), que regula el uso del herbicida en su formulación ácida al 30%, desde el 1 de octubre al 31 de marzo de cada año.

Ver tamién: El tratamiento de envases vacíos de fitosanitarios creció un 1000%

El director de Agricultura Carlos Ferrero remarcó al portal La Arena de La Pampa, que partir del 10 de agosto, quedará prohibido el uso de este producto y recordó que hasta el momento en La Pampa regía la disposición 2043/06, que restringía el uso del 2.4D hacia una determinada época del año.

“Habrá sanciones, tanto para el aplicador como el asesor de la empresa y para el dueño del cultivo”, aseguró Ferrero.

El director aclaró que la idea no es quitar una herramienta del mercado, sino que el 2.4D tiene otras formulaciones que “son más seguras y no son volátiles”. “La idea es alentar a los técnicos a que hagan uso de las mismas”, agregó el funcionario.

Desde la dirección de Agricultura señalaron que ese otorgó un tiempo de adaptación para que el productor que tiene en stock este producto lo pueda cambiar por otras formulaciones.

En este sentido el ministro de la Producción Ricardo Moralejo comentó a La Arena: “Esta es una medida muy importante ya que está reforzando una política que lleva adelante el Ministerio de la Producción, como también el de Seguridad y la Secretaría de Ambiente respecto de crear un ambiente limpio y saludable para la producción de alimentos”.

Moralejo hizo principal hincapié en que es un producto de alta volatilidad y que perjudica arbolado urbano, cultivos sensibles y a aquellos productores que apuestan a una práctica orgánica. Ante ello el ministro reiteró que se puede trabajar con fitosanitarios más seguros que no perjudiquen otras actividades productivas.

En referencia a las sanciones, señaló: “Será tolerancia cero”. Además agregó que es una responsabilidad social seguir trabajando hacia un ambiente más sano y saludable.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo