El acuerdo salarial de comercio y la “asignación extraordinaria por única vez”

La modalidad del acuerdo tiene un elemento novedoso. Y reclama extremar la prudencia para aplicarlo. Los motivos.

Por |
07deJuniode2019a las11:30

El 28 de mayo, las partes signatarias del Convenio Colectivo de Trabajo de empleados de comercio (CCT 130/75) suscribieron un acuerdo colectivo salarial.  

Además de acordarse un incremento de salarios básicos de convenio a partir de septiembre, el acuerdo contempla el pago de una “asignación no remunerativa por única vez” de carácter no remunerativo cuyo monto se abonará en cinco cuotas junto a las remuneraciones de los meses de mayo, junio, julio y agosto de 2019 y marzo de 2020, explica el Dr. Julio Mirasson, especialista laboral de Arizmendi.

El acuerdo, en oportunidad de escribir estas líneas, el 3 de junio de 2019, estaba aún pendiente de homologación.

Si bien no es una novedad en la actividad el pago de sumas no remunerativas, la modalidad en esta oportunidad si lo es.

En años anteriores rigieron acuerdos de actividad que contemplaban el pago de sumas no remunerativas durante un determinado lapso de tiempo, al cabo del cual se incorporaban a los salarios básicos de la actividad.

No es este el esquema del acuerdo que comentamos, el que, además ha sido estipulado bajo un contexto muy distinto:

En efecto, el acuerdo contempla el pago de una “asignación no remunerativa por única vez” a la que las partes han conceptuado como un “concepto no remunerativo”, encuadrado en el Art. 6 de la Ley 24241 y pagadera en la forma arriba indicada. Los montos de esa asignación y la categoría profesional a la que corresponden, están descriptos en el Anexo A del acuerdo. No está prevista la incorporación de esa asignación a los salarios de convenio.

En este punto es necesario destacar la vigencia -al menos, no fue derogado formalmente-, del Art. 4º del Decreto 633/2018 que establece que el Ministerio de Trabajo “no dará curso, ni homologará o registrará en el marco del procedimiento de negociación colectiva...aquellos convenios colectivos y/o acuerdos con similares efectos que contengan sumas o conceptos de naturaleza salarial sobre los cuales las partes acuerden otorgarles carácter no remunerativa…”.

¿Por qué es importante esta regla? Porque el Anexo C del acuerdo estipula que las sumas no remunerativas abonadas en concepto de asignación extraordinaria por única vez “deberán ser tenidas en cuenta” (el entrecomillado es nuestro) para el pago de determinados rubros (presentismo, adicionales fijos convencionales, licencias por enfermedad/accidente, vacaciones, horas extras, feriados, etc). Estos conceptos tienen carácter salarial, por lo que entendemos que sería lógico aguardar la homologación de la autoridad administrativa para que el empleador pueda proceder con mínimas garantías de certeza jurídica.

De allí que, ante la situación planteada, entendamos que el empleador debe extremar la prudencia al decir sobre la aplicación del acuerdo. A tal fin deberá tener en cuenta lo siguiente:

 

  1. El acuerdo está pendiente de homologación, lo que significa que el empleador no está obligado a aplicarlo hasta esa oportunidad (Ley 14250, Art. 5º), la que en este caso, reviste una especial importancia considerando la vigencia del Decreto 633/2018.
  2. Si, no obstante lo indicado en el punto anterior, el empleador decidiera voluntariamente el pago de los conceptos estipulados que se devenguen -situación prevista en el último párrafo del acuerdo-, entendemos que sería prudente limitar esa liquidación al pago de la asignación no remunerativa por los montos y categorías previstos en el Anexo A bajo la denominación “pago anticipo del Acuerdo Colectivo mayo 2019” pero, sin considerarla aún -mientras no se homologue el acuerdo- para la liquidación de otros rubros.

Temas en esta nota