CLIMA
Rosario
sábado 20
Estado clima
12° | 19°

Chaparrones

domingo 21
Estado clima
14° | 17°

Mejorando

lunes 22
Estado clima
| 12°

Nubosidad variable

Granos

Cómo lograr un buen manejo de malezas en cultivos de invierno

Ante el avance de la siembra de cultivos de invierno como cebada y trigo hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes en el manejo de las malezas y los herbicidas.

Por Ing. Agr. Ramón Gigón

  • como lograr buen manejo malezas cultivos invierno

Un primer paso muy importante es conocer la historia de herbicidas del lote, principalmente los aplicados en el cultivo anterior para no correr riesgo de fitotoxicidad por carryover. En este punto habría que tener en cuenta cuales fueron los herbicidas  aplicados en la campaña anterior y principalmente inhibidores de la ALS como diclosulam, sulfometuron en soja y también imidazolinonas en soja, maíz y girasol serían los activos a los cuales se debería evaluar en el momento de la siembra. Aspectos como textura de suelo, pH y materia orgánica como también las lluvias recibidas a fin de verano y otoño van a definir el riesgo de fitotoxicidad en el cultivo a sembrar.

El conocimiento de las malezas presentes en el lote y las que podrían llegar a emerger en un futuro es fundamental para pensar en un plan de manejo racional de malezas. Es de conocimiento que el periodo crítico de competencia de los cereales de invierno con las malezas se ubica entre 1 o 2 hojas y el inicio de macollaje, por eso en esos momentos el cultivo debería estar libre de malezas para no perder número de macollos que se van a reflejar en el numero de espigas y en el rendimiento final del cultivo.

En los últimos años y sobretodo en el sur de la provincia de Buenos Aires se ha producido un avance muy importante de malezas de emergencia otoño invernal (Lolium sp y crucíferas) con resistencia a herbicidas.

En el manejo de Lolium spp “ryegrass” que tiene emergencias bien temprano es muy importante lograr un buen control antes de la siembra. La mezcla de glifosato con cletodim o con haloxifop son los graminicidas de mejor eficacia sobre los biotipos con resistencia a glifosato. Para la siembra de trigo y cebada se deberían esperar entre 15/20 días para no correr riesgos fitotoxicos. Si las emergencias fueron muy tempranas y las plantas de la maleza superan los 10/15 macollos lo ideal sería hacer un doble golpe con paraquat o glufosinato de amonio para asegurar que ninguna planta pueda semillar y comenzar a evolucionar resistencia. En el momento de la siembra o presiembra el agregado de herbicidas residuales como Yamato (pyroxasulfone) en dosis de 100/120 grs/ha ha dado resultados muy buenos en cuanto al control de esta maleza y respuesta en el rinde del cultivo al liberar al trigo de esa competencia temprana que se explicaba anteriormente.

Se han visto en experimentos a campo que aplicaciones de Yamato a mediados de junio controlan todas las emergencias de la maleza que se producen en el cultivo, esto sumado a la aparición de biotipos con resistencia a los herbicidas inihbidores de ALS y ACCasa que se aplican en postemergencia hacen de este producto una herramienta muy interesante. El agregado de Sumisoya TOP (flumioxazin) a Yamato aporta por un lado otro modo de acción en el control de Lolium (ver figura 1) y por otro agrega un plus de control de hoja ancha como Veronica, Lamium, Viola, Capiqui y crucíferas entre otras que son malezas muy frecuentes de emergencia conjunta con trigo y cebada.

Respecto al manejo de crucíferas resistentes (Brassica rapa, Hirschfeldia incana y Rapahnus sativus) en trigo a parte de lo comentado de la aplicación de Sumisoya TOP en presiembra,  también podrían entrar otros herbicidas residuales como flurocloridona, diflufenican y metribuzin. En barbecho antes de la siembra el uso de mezclas de PPO como Stagger o carfentrazone y saflufencial siempre con agregado de hormonales como 2,4D o MCPA son eficientes para llevar el lote a cero. Además  no deberíamos olvidar herramientas de postemergencia de los cultivos como 2,4D, MCPA, bromoxinil, carfentrazone, diflufenican y flurocloridona siempre haciendo combinaciones de estos y con la maleza en estados juveniles para mejorar su eficacia.

Otra gramínea de importancia es la Avena fatua. La dinámica de emergencia escalonada de esta maleza en el comienzo y fin del invierno hacen que en determinadas circunstancias  los residuales antes comentados no sean totalmente eficientes para el control total. Por esto, y por la gran competencia que ejerce sobre el trigo, es muy importante monitorear temprano y, ante su detección, realizar aplicaciones de graminicidas postemergentes (ej. idosulfuron, pyroxsulam, clodinafop, pinoxaden y fenoxaprop) cuando la maleza se encuentra en primeros estados de desarrollo. 

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro