El rol del girasol: una cadena que mueve US$ 700 millones y contribuye al ambiente

Destacan el impacto ambiental de la oleaginosa. Cuál es la actualidad de una cadena que invierte US$ 700 millones y busca recuperar protagonismo.

Por
02deJuliode2019a las13:15

"Es importante porque las raíces del girasol son bastantes agresivas y son, de los cultivos de verano, de las que más exploran el perfil. Estamos trayendo nutrientes que naturalmente se van lavando del suelo, el girasol explora más profundo y los trae otra vez", destacó Juan Martín Salas, Presidente de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR).

Además, "es el cultivo que mejor deja expresar el potencial de los cultivos de servicio", agregó. Esto se suma al impacto económico de una cadena que invierte US$ 700 millones al año.

Lo que sucede es que el girasol compite en superficie con otros cultivos grandes de la Argentina: "La señales de precio hasta ahora sin diversas y bastante cambiantes. Está por definirse", destacó sobre la superficie que se podría alcanzar en la nueva campaña con la oleaginosa, que hasta el momento plantea una leve merma en la superficie.

"Dentro del paquete de cultivos tiene bajos costos comerciales. Es importante para un momento de fletes altos", agregó Salas de ASAGIR.

Reclamo de la cadena

El presidente de ASAGIR recordó que la reinstalación temporal de las retenciones y la quita de reintegros a la exportación restan previsibilidad al complejo negocio del girasol. Sin embargo, destacó que toda la cadena del cultivo ha respondido favorablemente a estos condicionantes y ha aumentado el área sembrada y la producción, con casi 4 millones de toneladas cosechadas durante la última campaña.

Ver también: La cadena de girasol anticipa cambios en reintegros a la exportación

“Creemos que el contexto internacional marca una tendencia alentadora y la cadena de girasol no podía dejar de pasar esta oportunidad”, afirmó el titular de la entidad durante su discurso de apertura.

Lo cierto es que “cada año la cadena de valor del cultivo invierte más de 700 millones de dólares, pero esa cifra sigue siendo insuficiente. Si queremos dinamizar la industria necesitamos más inversiones y más jugadores. Necesitamos nuevas ideas para enfrentar viejos y nuevos problemas, pero también de la decisión y voluntad para poder llevarlas adelante”, consideró Salas Oyarzun, quien también reclamó por la aprobación de la Ley de Semillas.

Temas en esta nota