Cómo hacerle frente a la crisis hidrológica

Los cambios hidrológicos que se han producido en la llanura chaco-pampeana provocaron una crisis que el sector aún no ha podido resolver. Se expusieron las dificultades que atraviesa el sector por el ascenso de la napa freática.

Por
Ingeniero de Universidad de Buenos Aires, Adrián Silva Busso y de Marcelo Nosetto, Ingeniero Agrónomo (UNER).

Ingeniero de Universidad de Buenos Aires, Adrián Silva Busso y de Marcelo Nosetto, Ingeniero Agrónomo (UNER).

09deAgostode2019a las07:14

El simposio del Agua I tuvo la disertación del Ingeniero y Profesor titular regular en Universidad de Buenos Aires, Adrián Silva Busso y de Marcelo Nosetto, Ingeniero Agrónomo (UNER) y Doctor en Cs. Agropecuarias, quienes ofrecieron detalles sobre este escenario de crisis agro-hídrico que preocupa gravemente a los productores. En el último tiempo se produjo un ascenso de la napa freática porque lo que se pierde y se ha perdido mucha producción y en algunos casos todo el cultivo.

Muchos de los productores están en un punto de no saber cómo seguir. Tan es así que este XVII Congreso de Aapresid que tiene por lema "30:10000 Conciencia Suelo",  sirvió de búsqueda para tratar de encontrar las mejores respuestas.

Con la moderación de Pablo Bolatti, Marcelo Nosetto se refirió a los cambios hidrológicos que se han producido en la llanura chaco-pampeana. Mostró evidencias de cómo se produjeron esas variables y se refirió a modo de ejemplo a la suba del nivel de napa de la zona de Marcos Juárez. Ese incremento no tiene relación directa con las precipitaciones producidas, porque no se dieron en ese mismo nivel: “Lo que sí se dio es el cambio de tipo de producción”, dijo el Investigador de CONICET en el Instituto de Matemática Aplicada de San Luis, en referencia a la soja.

Luego, quien se especializa en el área de Ecohidrología, buscando caracterizar las influencias recíprocas entre la vegetación y el uso del territorio con el sistema hidrológico, explicitó que en la zona de San Luis también se dio un aumento de la cantidad de agua, lo mismo que en Santiago del Estero: “las lluvias por si solas no pueden explicar este panorama”, agregó.

Por todo ello se reduce el área cultivable, caen los rendimientos, hay daños de infraestructura, disminución del valor de los campos, deterioro de la vegetación nativa. 

Tras esa descripción dio paso a las posibles soluciones. Nosetto habló de soluciones hidráulicas (plomería) o verde (jardinería). En tal sentido, hizo referencia a algunos estudios y sentenció que las soluciones hidráulicas son de muy impacto y confió que en Estados Unidos lo solucionaron con un sistema de drenaje.

Según Nosetto las soluciones verdes son una posible solución. La agricultura mixta o la mixta adaptada podrían servir para paliar la crisis.

Por su parte, Adrian Silva Busso, Investigador Especializado en Hidrogeología del Instituto Nacional del Agua, propuso una mirada hidro-geológica del conflicto, pero advirtió que es imposible responder cada caso en particular con un solo ejemplo. Contó entonces como es el comportamiento regional del nivel freático.

El Profesor titular regular en Universidad de Buenos Aires, indicó que el área de estudios que propondría se centra en la pampa-arenosa (Córdoba y San Luis), aunque de no tan sencilla precisión. Su idea fue analizar los derrames del Rio Quinto y otros arroyos del sur de Córdoba.

Allí arribaron a las conclusiones, de que la región está predispuesta a recibir excedentes hídricos. Dada la permeabilidad de los sedimentos, toda el agua precipitada se infiltra y el escurrimiento superficial es prácticamente nulo. Por lo que poco volumen de agua vuelve a generar anegamientos. 

Temas en esta nota