Un 15% del trigo sembrado tiene malas condiciones por la falta de lluvias

Esta situación "podría impactar significativamente en la generación del rendimiento". Mirá la condición por región.

Por
Trigo: el cultivo marca cierto retraso en el desarrollo fenológico con respecto a años anteriores.

Trigo: el cultivo marca cierto retraso en el desarrollo fenológico con respecto a años anteriores.

19deSeptiembrede2019a las15:36

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que un 15 % de la superficie sembrada con trigo presenta una condición de cultivo entre regular y mala.

Esta situación afecta principalmente a los cuadros del sur del área agrícola nacional que transitan una temporada marcada por frecuentes heladas, bajas temperaturas y escasez de lluvias, limitando el crecimiento y el desarrollo del cultivo.

Esta situación "podría impactar significativamente en la generación del rendimiento", destacan desde la entidad porteña.

Sin embargo, el 85 % restante se encuentra en condición de cultivo de normal a excelente, concentrado en la franja central, donde el impacto de las lluvias de la semana pasada fue más que favorable. 

La brecha de desarrollo entre trigos avanzados y atrasados se amplía. Mientras en la franja norte del país, los trigos transitan etapas de entre espigazón y llenado de grano, acelerados por los aumentos de temperatura.

En el sur del área agrícola las bajas temperaturas y las frecuentes heladas han demorado considerablemente el desarrollo del trigo, encontrándose menos del 15 % de los cuadros transitando la encañazón, con plantas de poca altura, escaso desarrollo y porte disminuido.

Condición por región

Hacia el norte del país, en la región NOA y NEA el 74 y el 38 % de los cuadros, respectivamente, transitan etapas desde espigazón en adelante.

A pesar de que la oferta hídrica no es ideal, supera considerablemente a la disponibilidad hídrica que había a igual semana en la campaña pasada, y por lo tanto más del 75 % de los cuadros presentan una condición de normal a buena.

Por otro lado, la franja central del país se encuentra entre macollaje y espigazón, con buenos niveles de humedad, lo que obliga a realizar frecuentes controles contra enfermedades para mantener más del 80 % de los cuadros en condición de buena a excelente.

Finalmente, al sur del área agrícola el cultivo presenta una demora en la encañazón de entre 10 y 20 puntos porcentuales respecto al promedio de las últimas 5 campañas.

Entre el 20 y 35 % del área presenta una condición de humedad de regular a sequía, además de haber sufrido bajas temperaturas, afectando el crecimiento y desarrollo de las plantas y poniendo en riesgo la generación del rendimiento.

Temas en esta nota

Seguí leyendo