Qué dice sobre retenciones el documento que elaboró el Partido Justicialista

El documento plantea, entre otras cosas, terminar con la falsa antinomia entre el consumo interno y la exportación.

Por
Fernández recibió un documento de los técnicos del Partido Justicialista con un plan para los primeros días de Gobierno.

Fernández recibió un documento de los técnicos del Partido Justicialista con un plan para los primeros días de Gobierno.

10deOctubrede2019a las16:05

El Partido Justicialista elaboró un documento que resume debates que se produjeron durante 2019 en el marco de los Equipos de la Unidad de la Comisión de Acción Política del PJ nacional.

El documento aclara que, pese a que en ellos participaron más de 700 personas en el marco de 18 comisiones, el texto no pretende reflejar la posición institucional del Partido, sino que es distribuido para que pueda ser usado como insumo para quienes se candidatean para cargos públicos.

"No apunta a cerrar la discusión sobre los temas que incluye, sino más bien a abrir un espacio de reflexión sobre los desafíos que deberá asumir el futuro gobierno", aclara.

En este sentido, el mismo fue presentado al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, en la previa a las elecciones definitivas.

¿Qué dice el documento sobre agro?

La Comisión de Producción agropecuaria del PJ, coordinada por Javier Preciado Patiño y Juan Fal, destaca que "en un país como la Argentina no puede haber compatriotas que pasen hambre".

En este sentido, "el Estado asegurará a la población el acceso a fuentes de proteína y energía de calidad y en cantidad suficientes, por medio de herramientas de políticas activas".

Ver también: El plan Argentina contra el hambre contempla un acuerdo "con los grandes productores de alimentos"

Propuestas para los primeros cien días

"Toda la política estará orientada a aumentar la producción agropecuaria y su industrialización. Debemos terminar con el planteo de “exportar todo lo que se pueda y dejar los saldos para la mesa de los argentinos”. La Argentina que proponemos producirá más carne, leche, granos, frutas, verduras, vino, yerba, etcétera", agrega.

Destaca que hay que terminar con la falsa antinomia entre el consumidor interno y la exportación: "La salida al dilema es producir más para todos, para el consumidor interno a precios accesibles y para la exportación también".

El documento se refiere a una reforma en el sistema de derechos de exportación: "La mayor parte de los productores rurales se verá beneficiado por menos retenciones que las que se pagan hoy".

"Estableceremos retenciones segmentadas que premiarán a los productores que agreguen valor y a las producciones regionales. Las producciones que aporten valor agregado pagarán siempre menos que las que se limiten a exportar materia prima".

En este sentido, se eliminarán las retenciones a las producciones regionales que estén en situación crítica: "El aporte a la recaudación de dichas producciones es mínimo, y el efecto sobre la producción es muy costoso", destaca y proyecta retenciones segmentadas por tipo de producción.

"El sistema actual castiga a los pequeños productores y no discrimina a quienes agregan valor. Además, está atado a las necesidades que fija el FMI para el pago de la deuda, como quedó en evidencia en los últimos meses. Las retenciones tendrán como finalidad fomentar el agregado de valor, la generación de trabajo nacional y la seguridad alimentaria. Se segmentarán y serán menores para quien incorpore trabajo y valor agregado".

Además, "se recuperará el Fondo Federal Solidario con el aporte de los derechos de exportación, con el objetivo de financiar proyectos vinculados a la producción, la distribución y el abastecimiento de alimentos, tales como la mejora de la infraestructura productiva y las cadenas de valor locales". 

Otro de los puntos comenta que se recuperará el status del Ministerio de Agroindustria y la capacidad de extensión del INTA. Se le reintegrará el rango de Secretaría a Agricultura Familiar y sus equipos técnicos, y se le asignará un presupuesto que posibilite su rol estratégico.

Se unirán SENASA y CONAL para un mejor manejo del control de los establecimientos productores de alimentos y de sumar a SENASA y ANMAT en el control alimenticio.

El documento agrega que "se retomará el manejo y la regulación soberana de las divisas del sector granos y oleaginosas".

"Las divisas del comercio exterior de granos son un recurso escaso y estratégico. El manejo de las divisas por parte del sector privado – como ha sucedido hasta hace pocos días– ha sido un completo fracaso debido a la falta de regulación estatal y a la cooptación de los resortes del Estado por parte del sector privado concentrado. Los tiempos de liquidación de divisas serán acordes a la necesidad y forma del cumplimiento de las obligaciones externas".

Temas en esta nota